MOSAICO, 3–VI–010

Foto de Silviano

Martínez Campos, 3/VI/010
GUIA

Foto de Silviano

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 3 de Junio.- ¡EN MEXICO TODOS contamos!, es el “grito de batalla” del INEGI, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, que trae y traerá durante casi todo el mes a todo un “ejército” de ciudadanos uniformados, mochila al hombro, tablero con documentos y “lápiz”, lapicero, o bolígrafo a mano, y otras herramientas.
Quisiera interpretar a mi manera ese slogan: todos que somos importantes, por eso contamos; y no sólo somos los ciudadanos que censa el Instituto Federal Electoral, ni los consumidores que censan los negociantes o, ni los creyentes que censan las iglesias en estos tiempos de decersiones, ni los presuntos “transgresores” que censan las innúmeras policías.
En este caso, somos todos, todos, todos, chicos y grandes, desde que nacemos hasta que morimos, mientras haya registro de eso, claro, porque también hay desaparecidos a manos de los servidores de la muerte. Pero también contamos, en números, y por eso vienen las estadísticas, que obvio es decirlo, sólo en la mente de Dios serán absolutamente exactas, pero entre nosotros, con sus aproximaciones, nos serán desde luego muy útiles no sólo para contarnos, sino para conocernos

Foto de Silviano

Ayer me encontré con Angelina, procedente de Zamora.

Foto de Silviano

Una trabajadora del INEGI, en trabajo especial de censo entre personas e instituciones. Allí, frente al asta bandera de la plaza principal, frente a la Escuela Cavadas, cerca del templo, la distraje de sus apuntes que iba pergeñando sin dejar el paso. Y sí, coincidimos, en mi caso durante mi experiencia de consejero electoral del IFE, aquí, cuando recorríamos el distrito y de los trabajadores del censo ahora. Hay en nuestros poblados muchas casas desocupadas, la de nuestros migrantes. PUES SI, NOS íbamos y nos fuimos y nos vamos “al otro lado”, porque no contábamos. Caciques feroces hacían imposible la vida, a quienes no se ajustaban a sus tropelías, consecuentadas desde el mismo centro del control político del sistema. Jóvenes descendientes de los destinatarios de los repartos agrarios iniciales, que luego ya no eran suficientes para estirarlas a toda la parentela; sueldos de salarios mínimos legales pero injustos en las factorías, para quienes aún así tenían la suerte de conseguir un empleo. Autoexclusión de quienes eran víctimas de su propia ira, cometían un ilícito y ya sabían que no había justicia (también los agraviados lo sabían).

Foto de Silviano

Y también, el espejismo del gran mundo que se estaba abriendo con los grandes cambios que de todas maneras había en nuestra sociedad y los jóvenes (los mejores, se dice) iban a probar fortuna, en la gran aventura de transgredir las normas de “los güeros”.

Foto de Silviano

PERO TAMPOCO ALLÁ contábamos, porque si bien nos necesitaban, éramos y somos residentes de segunda o de tercera categoría. Aunque viéndolo bien, los vigilantes de la frontera no eran tan agresivos como ahora que, en algunos casos, no sólo detienen sino agreden y no siempre por razones defensivas como tal vez aleguen.

Foto de Silviano

Y bueno, las autoridades ahora defienden a nuestros ciudadanos agredidos, o protestan cuando los desenlaces de la agresión llegan al extremo, como la muerte del connacional, Anastasio Hernández Rojas, en San Diego. Claro, no es de dudarse que en casos similares la autoridad mexicana, haya defendido por la vía diplomática a nuestros connacionales agredidos. Pero por décadas no fuimos defendidos, adecuadamente, de los depredadores de nuestro hábitat rural ni de nuestra propia inclinación depredadora, por necesidad o por falta de orientación, la cual hizo que también contribuyéramos a deteriorar lo que nos quedaba de tierras cultivables. Ni de las 300 familias que se beneficiaron durante décadas, por su vinculación a los herederos, en el poder, de la facción dominante en la Revolución Mexicana, cuyo centenario conmemoramos este año, con bombo y platillo. PERO DICHO Y redicho lo anterior, aquí no valen los maniqueísmos de ustedes son los malos y nosotros los buenos. En medio de dirigencias corrompidas y depredadoras, florecieron, aún dentro de la burocracia dominante, hombres lúcidos en el pensar y honestos en el actuar, que desde la tribuna legislativa, desde la institución presidencial o sus equivalentes en otros órdenes de gobierno, generaron obras (no sólo las de relumbrón) que culminaron en instituciones educativas, la red de infraestructura y el avance, inocultable, en la humanización de nuestra sociedad. Y lo que sucede ahora, en el aquí y el ahora, es polvo de aquellos lodos autoritarios, pero también de aquellos liderazgos lúcidos que no temieron mancharse las alas al cruzar el pantano del poder transformado de servicio, en depredación. Y esos hombres lúcidos, a pesar de la demagogia que anunciaba el municipio libre, la emancipación total de la dictadura porfiriana, el nuevo México, también estaban en la academia, en la institución educativa o magisterial y hasta en el clero, tan vilipendiado en la lucha histórica que se libró entre clericales y anticlericales, donde también privó el esquema de ustedes los malos y nosotros los buenos. PERO SE ACABÓ la isla que creíamos muchos libre de las tormentas de los mares. Nacionalismo revolucionario, le llamaban algunos a esa isla. Siempre supeditados a lo que sucediera en el mundo, era obvio aceptarlo, en la academia y en círculos ilustrados, pero acá entre nosotros el pueblo, a veces nos la creíamos de que

como México no hay dos.

Foto de Silviano

Y todo nos afecta, ya no hay crisis, las pequeñas crisis, las que sentimos en carne viva como la carestía o la carencia de empleo, a veces tienen su origen, en los centros de poder transnacionales. Llegamos pues a la globalidad, y dentro de ella nos contamos.

Foto de Silviano


(www.lapiedadymiregión.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: