MOSAICO, 15–IX–010. Y la carrera de burros en La Piedad

Martínez Campos, 15/IX/010
GUIA
(Fotos de Silviano Martínez Campos

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 15 de Septiembre.- ESTE MOSAICO ME va a salir patriótico, por obvias razones. Pero además, porque el tiempo apremia para mandarlo porque hoy se me dislocó el “cassette”, digo el programa por adelanto de edición y porque me falta sólo una hora para ir a ver una carrera de burros, que forma parte de los festejos, por el lado folclórico.


Así es de que me voy a agarrar de donde pueda, para hacer presentable la columna, para mi posible lector. Y lo más cómodo, es comenzar con los burros. De burros algo sé, o sabía, porque me crié entre ellos. Me admiré de cómo venían al mundo (y también cómo comenzaba la cosa entre la pareja asnal, je je, aunque esto más bien lo asimilé tiempo después, je eje), acaricié con cariño a los burritos recién nacidos, me trepé a los asnos, y recuerdo, ¡Cómo no!, a la Chiquimole.

Vi cómo se los cargaba de leña, rastrojo o agua mediante los arames cuando no llegaba la tubería de la potable, y colaboré en todo ello. Tan útiles y valiosos, aunque tengan fama de ignorantes, de orejudos y de tercos y hasta de pasguatos. Por eso deseo que la sociedad tecnológica no acabe con ellos y que no llegue el día en que la fauna asnal llegue a ser, como otras muchas decenas y cientos de faunas, “especie en riesgo de extinción”.

CAMBIO DE FRECUENCIA, en este caso más bien de especie, para referirme a una que otra idea que se me pegó del gran poeta de la Suave Patria, el campirano Ramón López Velarde. México, tu superficie es el maíz, dice el poeta.
Yo creo que sí era cierto, pero ahora, a lo mejor podría parafrasearse con esta otra expresión: México, tu superficie es la pobreza. Pero esto es más bien subjetivo y desentonaría en este MOSAICO.
Pero de que el maíz ha formado parte de nuestra vida y de nuestra cultura, ni quien lo niegue. Para sembrar maíz no salí tan bueno, como para sembrar trigo y garbanzo, en lo que me desempeñaba mejor. Es que con las técnicas de entonces, en el zurco abierto se iba intruduciendo la semillita pero luego había qué taparla con los pies, y eso cansaba. En el caso del trigo y del garbanzo, era cosa de irla regando sin detener el paso. En el trigo, era corridito y a veces a manteo, lo que realmente me entretenía. Pero ahora, quién lo dijera, aparte de la amenaza de extinciones, está la invasión de los transgénicos. Y la mera verdad, cada quién sus gustos, pero no es lo mismo un elote dulce, sabroso, como el de “máis” pinto con sus granos abundantes y apetitosos, que un maíz de esos blancuzcos o amarillentos que a veces nos llegan de por allá, donde se los dan al ganado. De todas maneras, como todavía vivimos en la cultura del maíz, no se las perdonamos a las imprescindibles tortillas, así sean amarillentas, cuando de saborear nuestros antojitos pueblerinos y urbanos se trata. Y hay qué hacer cruces para que ni transgénicos ni las invasiones “de usos y costumbres” de por allá de arriba de la geografía, acaben con nuestras sacrosantas costumbres de atoles, tacos variados, pozoles, tamales, enchiladas, elotes, esquites, ponteduros, gorditas y párele de contar. DE VERAS QUE las fiestas del Bicentenario están en grande. Claro que Hidalgo no dio el grito en la capital del país, no se podía, por allí andaba Calleja. Y claro que gracias a sus acciones y a las de Morelos y tantos patriotas de entonces y los que vinieron, el México actual se conforma políticamente desde el centro del país.
No sé si los libertadores pensarían desde el centro, pero el hecho es así. La centralización que vino después por efecto de la industrialización del México postrevolucionario, la centralizaciónón cultural y política, el monstruo urbano que se crió en la ciudad de México (algo sé de eso, viví allí 27 años continuos, pero me regresé muy voluntariamente, aunque por la presión del medio urbano, a la bendita “provincia”).
Y AQUÍ, AUNQUE no sea de manera literal, se respira en las mañanitas el santo olor de la panadería de López Velarde aun cuando dominen el mercado las panaderías ultramodernas. O las risas de muchachas, muchas de las cuales ya no tienen tiempo de pararse a conversar, porque andan muy ocupadas camine y camine con su celular en mano, digo al oído, no digo escuchando los gritos o los cantos de los loros, sino los arrumacos de los novios, je je.
PUES SI, NUESTRO nacionalismo, qué bello, qué gratificante hurgar en nuestras historias, en nuestras costumbres y cantar todos a coro, no que el petróleo nos lo escrituró el diablo, sino que el petróleo es nuestro, aunque los de por acá sólo alcancemos la contaminación que nos arrojan las plantas refinadoras, y nuestros sabinos y fresnos de las riberas se hayan muerto desde cuando.
PERO NO IMPORTA, conservaremos lo más importante de todo, que somos nosotros. Y nos abrimos, no a las fuerzas extranjeras, sino a las representaciones, así sean militares, en un formidable desfile. Porque, herederos de nacionalismos, ya nos abrimos a todos, porque vivimos ya, lo sepamos o no, lo creamos o no, lo admitamos o no, en la era planetaria, incipiente sí, pero ya real. Y como México no hay dos, cierto, porque nosotros (y cada país o pueblo) somos originales y formamos parte de ese mosaico que nos heredó la Patria, la Matria, la Gran Madre, nuestra madre Tierra.
Y a lo mejor los poderes ya lo están entendiendo, porque el Presidente Obama, acaba de decir que su país no está contra el Islam, sino contra el terrorismo (vale decir Al Caeda). Sea, pero lo hermoso, gratificante, es celebrar, conmemorar nuestra Independencia (relativa en todo) y celebrar poco a poco nuestra Interdependencia, para un día hacer real lo que dijo el poeta de todos ser hermanos, versos a los que el gran Beethoven puso coros. (Y a ver si alcanzo a ver la carrera de burros, je je).

(www.lapiedadymiregión.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

+++++
N O T A
La carrera de burros, así como la de meseros, son dos de los muchos eventos pintorescos que suelen llevarse a cabo durante las fiestas patrias de cada año. La carrera simpática es presidida por autoridades municipales, sean regidores y en veces el mismo alcalde en turno. En esta ocasión, el presidente Ricardo Guzmán Romero estuvo por allí, lo mismo que las soberanas de las fiestas patrias, la reina Margarita Cortés Pérez y las princesas Zayra Kuizbeth Arzola Cermeño y Gabriela Jaqueline Moreno Ramírez. Estuvieron los activos regidores Alejandro y Rosa María, así como funcionarios municipales ligados al deporte. Y no podía faltar de animador, don Paco Ríos. En años anteriores, hubo casos en que el mismo alcalde en turno, Arturo Torres Santos, dirigió el acto, salpicándolo de muy buen humor. Este acto se presta para hacer chistes, referencias, humor del bueno, a costa de los burros y de los participantes. En los últimos años, se ha hecho famoso el asno El Canelo, con primeros lugares siempre, jineteado por diversos jinetes. Ahora no ganó, y el primer lugar fue para un asno chaparro, mitad burro y mitad mula. Un “macho” (mulo) pues. Esto levantó polémica, porque hubo inconformidad de algún grupo que alegaba por qué se incluyó a un macho en la carrera. El jove alejandro y colaboradores tuvieron qué recurrir a la sabiduría salomónica y ganó el macho. Alegaron que si había inconformidad en la inclusión, por qué lo manifestaban al fin de la carrera. Al fin fue el mulo y vino la premiación, con compensaciones en efectivo para todos los participantes. La competencia junta gente, sobre todo público infantil. Y algunos se llevan la foto del recuerdo, montando a sus pequeñitos en un burro.

+++++
(Fotos de Silviano Martínez Campos)




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: