MOSAICO, 7–X–010

Martínez Campos, 7/X/010
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 7 de Octubre.- NO, POS SÍ, ni modos de negarlo, o como diría Cantinflas, no me desniego, sí acaricié a un burrito recién nacido y yo creo que hasta lo besé. Pero eso no es nada, también besé a un caballo. Y también intenté acariciar a un coyote, pero no se dejó y, a cualquier intento mío, reaccionaba con su trompita, a una velocidad impresionante de tal manera, que de no retirar mi mano a tiempo, me hubiera mordido. A los perros, aún perritos, ni por asomo intenté besarlos, no soy tan tarugo. No digo que mi papá lo fuera, pero como campesino era muy listo.

Pero aquella vez su amor por los animales, aun cuando de todas maneras llegó a enojarse con alguno que otro terco semoviente, lo llevó a recoger un perro en el camino a Penjamillo, entonces brecha. Recogió al animalito, lo acarició, pero el perrito lo mordió. Aún así, lo regresó a Ziquítaro, el ombligo del mundo dicho sea de paso y qué cree, mi posible lector: el perrito tenía la rabia, y su fuga a Penjamillo era luego de haber mordido a medio barrio. A su costa, Chon dio la alerta y “ai” vienen a La Piedad , a vacunarse todos los días, y todos los días baño con agua fría, je je. Antes de contar lo del beso al caballo, he de mencionar lo del coyote, porque nadie me lo creería, así como así, eso de que un coyote se me dejara acercar. Resulta que mi hermano Quito, Roque (+ en 1970), travieso y humorista como era, no sé dónde consiguió un coyote, chiquito. Era una admiración ver un animalito silvestre. Y hasta queríamos domesticarlo. No se podía, nos dimos cuenta (de eso se dio cuenta Francisco, con el lobo). Alguna vez se acabaron, porque a un “experto” tal vez se le ocurrió poner veneno en todos los potreros, para acabar con una plaga de ratas. Acabaron con las ratas, pero también con los coyotes que se las comían, aunque debe quedar por allí uno que otro. CASI CAMBIO DE frecuencia, para regresar a lo del caballo, porque si no, se me acaba el espacio. Claro que para mí era toda una satisfacción, un regocijo cabalgar. Pero al cabalgar no me sentía Alejandro Magno, ni Julio César ni Napoleón, ni siquiera Hernán Cortés, que hicieron de la bestia un arma formidable para la conquista, muchísimo antes del invento de las bombas “inteligentes”. Sencillamente, me gustaba contemplar el paisaje mientras el noble animal caminaba (no al galope continuo como en las películas).

PERO AQUELLA VEZ de lo del caballo, más fue terapia. Resulta que para los silvestres desarraigados (llevados por la vida lejos de su raíz), la gran ciudad enferma y se vuelve uno más neura de lo que trae de por sí. Aquella vez, me fugué de la ciudad rumbo al parque de La Marquesa, inmediaciones de la ciudad de México. Aunque tomé la precaución de llevarme, en una pequeña botellita una poquita de agua de esa que ataranta, iba en plan de reconciliarme con la tierra viva. Así es de que, en día lluvioso, renté un caballo y el campesino su dueño me proporcionó unas mangas (capote de hule) y yo llevaba el sombrero. Me salí del parque y comencé una cabalgata de unas dos horas más o menos, a través de un pequeño valle, rumbo a Toluca. Regresé, nos refugiamos caballo y cabalgante, bajo un árbol, y agradecido apapaché al caballo, acordándome de sus congéneres que había apapachado durante mi infancia. Pagué lo que debía y me regresé a la capital un poco más reconciliado con la tierrita. DIGO TODO ESTO, porque me acordé con motivo del Día de San Francisco, el 4 de este octubre. Resulta que ese, es el Día Mundial de los Animales, el cual es celebrado con actos de homenaje a nuestros hermanos habitantes de la Tierra (no debemos olvidar la foresta, entre ellos el casahuate).
Yo no sabía que “El Día Mundial de los Animales fue instituido en 1929 por mandato de un congreso de la Organización Mundial de Protección Animal celebrado en Viena. En 1980 el Papa Juan Pablo II declaró a San Francisco de Asís, patrono de los animales y de los ecologistas por ser considerado como el primer humano que se concibió a sí mismo en relación con todas las cosas creadas por Dios”.

ES MUY CONOCIDA la anécdota de la niña (Sevem Suzuki, con un grupo de niños de 12 y 13 años de Canadá), que en 1992 y durante 5 minutos habló ante las Naciones Unidas, en la cumbre ambiental de Brasil.

Claro que protestó contra el deterioro ambiental y defendió a los niños . Dijo también que “Durante mi vida, he soñado con ver las grandes manadas de animales salvajes y las junglas y bosques repletas de pájaros y mariposas, pero ahora me pregunto si existirán siquiera para que mis hijos los vean”.
ENTRE NOSOTROS, LOS animales humanos (según enfoque evolutivo), no todo es violencia, ni egoísmo, ni enconcharse uno en sí mismo, o en sus círculos culturales, en sus partidos, en sus empresas, o en sus cofradías. Hay generosidad en todas partes y sólo falta que la dejemos fluir. Y esa valía humana, la encausamos a través de las instituciones. Por eso aquí, y en Penjamillo y debe ser en muchos municipios de nuestra geografía michoacana y nacional, el DIF se constituye en centro de acopio. No somos ángeles (pero para allá vamos, según mi manera de ver las cosas, aunque tardemos milenios y traspasemos las barreras de las dimensiones), pero aún así, no todo es desamor en nuestras tierritas ni en nuestra Tierrita.

SUEÑO GUAJIRO, RUSTICO: Cuando al individuo aquel se le hizo ver de alguna manera el porvenir (personal y comunitario que le esperaba) estalló de asombro. No sólo yo, exclamó ante el de la Voz, a quien le dijo: me voy a volver loco. Pero el de la voz sencillamente le repuso: nadie se vuelve loco por recibir un mensaje de paz.

(www.lapiedaymiregion.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: