MOSAICO, 21–X–010; MOSAICO, 14–X–010

Martínez Campos, 21/X/010
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAED, 21 de Octubre.- HOY NO HABLARÉ de burros ni de caballos, porque tendría qué referirme a la diferencia entre ellos, no digo en su “animalidad”, sino en su estilo. En esto, cualquiera que vea películas nota la diferencia. En el caso de los caballos, que siempre andan corriendo, mientras sus jinetes echan y echan bala. En el caso de los burros, pero esto particularmente en las películas de antes, donde el burro estaba reservado para los peones, no para los hacendados. Otra diferencia es que a los caballos no le talonean (mover las piernas a manera de acicate para que se muevan), pero a los burros sí. Y Cuando alguien hace lo contrario, prácticamente se ve mal. Aquí llego a lo que considero una gran diferencia, aparte de las orejas enormes de los burros, que en alguna parte he mencionado como sus dos grandes antenas con lo que están más disponibles para escuchar las señales de los astros, contrariamente al caballo, (digo al ser humano, el verdadero sujeto de la comparación). La gran diferencia, pues, considero, es su ritmo. Porque la mera verdad, en la s películas ve uno al caballo siempre galopando, aunque sea en los cerros. Al contrario, a los burros cuesta trabajo moverlos, salvo en ocasiones especiales (a las que también he hecho referencia, je je). El ritmo, es pues la gran diferencia y aquí no cabe el dicho de el que menos corre vuela, porque el burro, la mera verdad, es pausado, y a mi manera de ver, va mejor al ritmo de la naturaleza, agitadísima en eso de los volcanes o ciclones, pero calmadita, como la yerba, cuando se trata de crecer y fructificar. Siempre sí hablé de los burros, por lo que todo apenado, CAMBIO DE FRECUENCIA. De la que me escapé: siete pesos más por el precio de los cigarros, aprobado por los diputados. Vergüenza debiera darme confesarlo, pero fumé durante muchos años. Pero desde hace seis, nada de nada. Es que asocia uno, creo, en la complejidad del asunto, el fumar con las tensiones y en mi oficio y en la familia, y en la vida, las tensiones nunca se acaban. Esto del cigarro lleva tiempo discutiéndose. La salud, desde luego. Los intereses de las tabacaleras, desde luego y los más débiles, los cultivadores del tabaco, a quienes tal vez convenga estimularlos para cultivos alternativos. Es cosa de ritmo, pues. DONDE ESTA ACELERADISIMO el ritmo, es en Europa, particularmente en Francia. Recuerdo hace unos 42 años, cómo nos impactó el Mayo aquel de los estudiantes franceses, antes de que comenzara el Julio nuestro del movimiento estudiantil mexicano. Entonces el General De Gaulle supo cómo desactivarlo y ahora el gobierno francés tiene dificultades para contener la protesta. Es que trabajadores y jóvenes rechazan el aumento de edad para las pensiones, o algo así. Las pensiones parece ser, aquí en nuestro Seguro y en todas partes, salvo sectores privilegiados del viejo sindicalismo , son raquíticas. Claro, y como la crisis es envolvente, y afecta a los negocios, tanto mejor que defenderse regateando salarios y aumentar el tiempo de jubilación, para que los viejos sean un poquito más exprimidos por el dio$ de este mundo. Cosa de ritmo, pues, hacer en la “desgracia” lo que no se pensó a tiempo. COSA DE PREVISIONES y nadie adivinamos el futuro, salvo si en el pensamiento utópico captamos un poco sus orientaciones “hacia arriba y hacia adelante” (pensamiento del padre Teilhard). Pero como digo, el dio$ de este mundo nos hizo creer que también el capitalismo era eterno y se ve en el área donde más se adora a ese dio$, que no era así. COSAS DE RITMO, pues, y yo he tenido duda de por qué el entonces Presidente Fox no desmanteló un poco al viejo sistema: si porque no vio la necesidad, no quiso, o no pudo. O si aconsejado, vio que era cosa de ritmo y lo dejó para despuesito. La cosa es que se la reviraron. AL DIABLO CON las instituciones, se le atribuyó haberlo dicho al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador. Cosa que aprovecharon muy bien los críticos y los opositores del político. Pero ayer acudió al IFE (Instituto Federal Electoral) a defenderse de lo que se considera acusaciones del máximo organismo electoral. Y con todo derecho, porque es ciudadano. Y si él es candidato, pues sí, su deber será respetar a las instituciones y las instituciones (IFE) de respetarlo a él. Y si los ciudadanos votan por él, de tal manera que gane, será el Presidente Legítimo, sin lugar a dudas. Nada de espurio, ni cosas por el estilo. Y los ciudadanos de la época de la democracia, aún incipiente, lo respetaremos. Pero como la campaña informal de los aspirantes a candidatos ya comenzó, pues que salgan bien librados. Necesitamos PAN, PRI, PRD, PT y a los demás partidos, fuertes en la democracia, coherentes, propositivos y no tan golpeadores, que diseñen verdaderos proyectos de nación, no proclamas demagógicas para quitar a los del poder y sentarse ellos en el mismo. Y es de esperarse ya no sea posible que nadie se siente en el poder presidencial por otros setenta o más años. Cosas de ritmo, cambió nuestra historia, aquí, y en todas partes. SUEÑOS GUAJIROS RUSTICOS: ante el acelere en los torbellinos de las profundidades del sí mismo, aquel individuo fue invitado a poner los pies en la Tierra, porque el de la voz le dijo: no me conocerá más que a través de…y se le presentó la imagen o una referencia de una persona que se llamaba Encarnación; el individuo aquel se admiró de la grandeza prometida al ser humano y le dijo al de la voz: a poco hasta en eso somos libres; lo que de ninguna manera entendió aquel individuo fue cuando se le dijo: le vamos a cambiar el código genético. Porque al de la voz no lo podía atribuir nada, nada, nada, contra el hombre. (www.lapiedadymiregion.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

+++++

Martínez Campos, 14/X/010
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 14 de Octubre.- “SE RESCATA, TAMBIÉN, una esperanza, acerca de la valía de la humanidad”, es una expresión que me pesqué, hace rato, de la tele, pero de momento no le voy a decir de quién es, se lo diré despuesito. De pronto, hablaré de mí mismo, de mis propios rescates, puesto que de no ser así, negaría la propia fisonomía de este MOSAICO, porque pienso y digo que ante el colosal enredo al cual hemos llegado, no entiende uno mucho de ello y una manera de un poco más entenderlo, es hurgando en uno mismo, para desde allí, en el aquí, y el ah ora, entender un poquitito más de lo que lo rodea, aquí, allá y más allá. DESPUES DE ESTE breviario, no cultural sino de culto al sí mismo, debo decir que mis propios enredos, como los de todo ser humano, han de ser muchos. Pero sin duda tienen su propia originalidad, como lo es en cada caso, sea uno ser humano, elefante, chicalote, o dinosaurio. Debo decir pues de que, entre los muchos rescates de los que he sido objeto, estuvo aquel a los 19 años. No sé qué se les pasaría a las monjitas en su riquísima comida, que nos purgaron, por lo menos así lo creí. Y dados mis antecedentes estomacales, comenzaron los cólicos, el debilitamiento y que me llevan de urgencia al Hospital de Jesús, creo, en Puebla. Apendicitis aguda, dijeron, y debió ser, porque alguien dijo que si tardan un poquito, me despido de este mundo enredado. Debíó ser, porque según supe, un año después se despidió en la plancha un amigo en las mismas circunstancias. El otro rescate ya más crecidito, yo creí que era serio, fue en un hospital del Seguro, en Mexicali. Una infección prolongada, renuente a toda medicina, pero con su hábil bisturí me la quitó el doctor Acosta. Mastoiditis, se dijo, y debió ser porque si ya era sordo, quedé totalmente sordo de un lado, je je. El otro rescate, una supercrisis y me ayudaron en el Hospital Rafael Lavista, curación a cargo del Seguro. Unos días, semanas, y me mandaron a trabajar. Pero del encierro en mi mismo, la curación vino después, pero algo más lenta. Y aquí, el crédito, no me queda más remedio que atribuírselo a las fuerzas de la Vida. Por eso digo que no hay mayor rescate, que sacarlo a uno de la cueva del sí mismo. CAMBIO DE LA frecuencia “ególatra” y narcisista, y me adentro un poco en la frecuencia del mundo “real” y, honor a quien honor merece, encomio la gran hazaña de sacar de la cueva, a los 33 mineros chilenos. Y todos fueron protagonistas, el Presidente Sebastián Piñera y su equipo de gabinete, los rescatistas con su arrojo y su técnica, los ingenieros con sus diseños y sus artefactos, y el pueblo con su fiesta nacional luego del rescate. Imposible justipreciar la hazaña en todo lo que vale: técnica, de calor humano, de buena conducción política, de comunicación, de valor humano, exaltación del ser hombre—mujer, por sobre la máquina—instrumento. Y el regocijo colorido con bailes, gritos y banderitas. Por eso también, “…una esperanza, acerca de la valía de la humanidad”, como lo expresó entre nosotros, el Presidente Felipe Calderón. El texto completo del párrafo respectivo, durante un acto de entrega de premios nacionales de vivienda, es: “Pienso que en el rescate de cada uno de los 33 mineros, me comentaba el Presidente Piñera que faltan 10 todavía por rescatar, llevan 23; no sólo se rescata del fondo de la tierra a un hombre; se rescata, también, una esperanza acerca de la valía de la humanidad, y se rescata, también, un testimonio de la perseverancia frente a las adversidades”. Esto lo expresó Calderón cuando el proceso de rescate, estaba ya avanzado. ESPERANZA, PARECE SER la clave, en el terreno de los valores, pero esperanza activa, para rescatarnos y ser rescatados de las profundidades de nuestros desencuentros, a fin de instrumentar los mil rescates pendientes en nuestra sociedad y en el mundo. Los mineros chilenos, nos dicen cómo: ante la urgencia de sobrevivir, pongámonos de acuerdo en lo básico y dejemos a un lado, en lo que ya estén desfasadas, las ideologías del desencuentro. SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS: “Vendrá después la danza de los pueblos: fundida la alegría de los cubanos con la del noble pueblo americano. También el zapateo de los tarascos, mexicanos, con los ritmos sabrosos colombianos, unidos al tambor maravilloso de los múltiples pueblos africanos. ¡Sí se puede”!, dirás, ¡Sí que se puede!, el Espíritu hablará, sí por mi raza, mi raza bullanguera, americana. Para decirle a pueblos y naciones que su parto pasó y de la TIERRA el EJE cambió de dirección y ahora se orienta al nuevo mundo, en fin, el POLO del AMOR, por justo y solidario, en gozo permanente, planetario” (De A2K o El Error del Milenio), en las direcciones web abajo anotadas); aquel individuo estaba en lo más profundo de la oscura caverna del sí mismo de tal manera que sólo le quedaba una pizca de razón y por eso se decía, a sí mismo, aquello de El que me lo dio (el mensaje para salir) no falla, y no falló; aquel planetita extraviado estaba precipitándose a gran prisa en la oscura caverna de las profundidades del mundo sideral, pero unos caporales al parecer “extraterrestres” lo lazaron y lo volvieron a la luz de la superficie, a la luz de la Vida; aquel individuo se había precipitado en la caverna oscura del desencuentro, pero su Tierrita fue rescatada para ponerla junto al Gran Fuego y hacerla así el Corazón del Cielo (www.lapiedadymiregion.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: