MOSAICO, 16–XII–010

Martínez Campos, 16/XII/010
GUIA

Pasaron calores, heladas y llególa chamusquina para el pobre casahuate. Foto de Silviano

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 16 de Diciembre.- NO ESTÁ USTED para saberlo, ni yo para contarlo, pero de niño a veces amanecía con las narices tiznadas. O más formalmente hablando, con la nariz hollinada, pero por dentro, no por fuera. Era por el aparato, que alguna vez o por alguna razón, se quedaba prendido más de la cuenta.. El aparato era un bote habilitado como lámpara, cerrado de arriba, pero con un agujero para la flama. Se le improvisaba una mecha de trapo, se le llenaba de petróleo diáfano, y ya. Había otra clase de lámparas, el quinqué, para nosotros simplemente la linterna, con su depósito de vidrio. Y algunas linternitas como esas que se ven en las caricaturas, una especie de cajita de metal con ventanitas de vidrio, y adentro el consabido aparato. Claro, en alguna tienda el avance tecnológico era mejor, por aquello de las luminosísimas lámparas de gasolina. Pero mi primer contacto con la civilización avanzada, con profusión de focos incandescentes, fue cuando la visita de un circo a Ziquítaro (el ombligo del mundo dicho sea de paso) y ¡aquella admiración por payasos y acróbatas!, muchos años antes de que conociera al Atayde, o al fenomenal Circo Ruso, en la capital. Pero regreso en el tiempo, para referirme a mi paso por Penjamillo, donde la iluminación pública, a cargo de don Leobardo Ríos y su molino, era ya de focos. Claro, conforme a las posibilidades tecnológicas de entonces. El alumbrado en calles y casas, se ponía en determinadas horas de la nochecita. Habría de conocer luego, también, los aparatos cacahuateros, una especie de tripié y bote largo, que lanzaba humo negro al por mayor, como santo y seña de que allí había cacahuates. Aquí en La Piedad, llegué a verlos también, años ha. CAMBIO DE FRECUENCIA para regresar del país de las remembranzas, de los recuerdos y de las fijaciones, para plantarme, quiera o no, en el país real de una civilización maravillosa pero injusta y trágica. Maravillosa, porque nos llena de aparatos liberadores, injusta, porque ha sembrado pobreza y miseria en millones y trágica porque sus fórmulas químicas están destruyendo la Tierra. Pero hay esperanzas, y parece que, en muchos aspectos, debemos desandar lo andado. Como en eso de los focos incandescentes a sustituir por lamparitas ahorradoras, según lo anunció el gobierno y lo reiteró el Presidente Felipe Calderón, en Cancún ante periodistas, a quienes informó sobre los avances logrados en la COP 16 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre Cambio Climático, en su versión 16). El anfitrión mexicano por parte del gobierno, se refirió a varios avances para enfrentar la calamidad (eso de calamidad no lo dijo él), para enfrentar, adaptarnos y modificarnos, frente al gran riesgo. La pauta fundamental, según entendí, es que formalmente se aceptó ya que la temperatura global debe mantenerse o bajarse conforme avance el conocimiento del fenómeno, en 2 grados globales. De subir esa escala, entonces sí quién sabe. Pero hay esperanza, porque ahora sí, una vez nos está llegando la lumbre a los aparejos (creo que esta es metáfora relacionada con los aparejos de los burros, o a algunos otros aparejos de tiempos idos), nos dimos cuenta y a trabajar juntos, personas, grupos, países, no hay de otra. EN ESTAS CUESTIONES, los planteamientos teóricos y prácticos, son radicales. Nos los exponen los académicos y los expertos y los vamos difundiendo (divulgando, haciéndolos populares) los de los medios de comunicación. No podemos atribularnos por la abundancia de información. Y por ejemplo, a informes de reuniones o convenciones como la COP de Cancún, debemos regresar siempre, expertos, líderes políticos o sociales, o ciudadanos sin rol destacado, pero interesados. Porque además parece que paradigmas aquellos como pensar en universal (o en grande) para actuar en particular (pequeño) están a debate. Y tan importante es participar en una convención multilateral global, que participar en una junta de vecinos o de una pequeña comunidad rural, para afrontar problemas de basura, de agua potable y ver, por ejemplo, si el pozo que nos surte aguanta otros diez años y qué haremos cuando se agote. MIENTRAS TANTO, DECIMOS los periodistas para hilar dos asuntos, en Estados Unidos y Canadá y en zonas de México, la nieve o el frío parecen sobrepasar esquemas anteriores. Y en Europa, el clima social está que arde. La civilizada Atenas de tiempo de los antiguos griegos, la lejanísima Rusia, el museo que es Italia, y otras latitudes, se debaten, entre protestas y represiones. En Grecia, las manifestaciones son contra el plan de austeridad del gobierno. Y pensar que la austeridad será una necesidad para afrontar las nuevas situaciones. Aquí lo malo es que la austeridad se la cargan los poderosos al trabajador de la fábrica o de la oficina y no a los ricachones, sean personas, grupos o naciones, mayormente responsables (no digo culpables) por el calentamiento, en el curso de los doscientos, doscientos cincuenta años. DIJE QUE EL informe del alcalde Ricardo Guzmán Romero, el acto en sí, fue civilizado. Desde luego, crítica a fondo, de la buena, de los regidores de extracción opositora, sin que dejaran de subrayar aspectos positivos. Hasta criticaron el protagonismo en torno a las actitudes del alcalde y de su equipo, porque, en realidad, el Ayuntamiento incluye también a quienes no son del partido gobernante. SUEÑO GUAJIRO, RUSTICO: Aquel individuo no sabía mucho de beisbol, pero se le sugirió en el tablero del partido, el “score” donde siempre, siempre, a la larga, ganaba el mejor partido: el de la vida (se suponía que con todas sus valoraciones como justicia, paz, encuentro y etcétera).

Esto fue hace mucho tiempo, cuando los calores eran soportables, las heladas escasas y las chamusquinas respetuosas. Ahora se habla mucho de cambios climáticos, ¿Qué será eso)


(www.lapiedadymiregion.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: