MOSAICO, 22–XII–010

Martínez Campos, 22/XII/010
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 22 de Diciembre.- CORRO EL RIESGO de que me salga este MOSAICO más lírico de lo habitual. Pero ni modos, ya lo comencé y, en mi descargo, casi todo es lírico en estos días prenavideños. Es más, muchas de las prédicas de estos días, para mí que son más bien líricas y tal vez poco situadas en el aquí y el ahora. Para acabar pronto, los textos fundantes en que se basan, son líricos a más no poder. Cuentecitos, pues. Y muy bellos, tan bellos, que perduran unos dos mil años. Aquellos escritores que recogieron la tradición oral de algunas décadas atrás, sí sabían escribir, no como algunos periodistas de ahora que sudan la gota gorda para que les salgan legibles sus mosaicos. Y todos aquellos cuentecitos (géneros literarios les dicen los estudiosos) a fin de explicar a sus oyentes o leyentes y de rebote a los de ahora dos mil años después, que en aquel niñito estaba el Salvador (Yoshua), Dios con Nosotros (Emmanuel) La Palabra (Logos), el Verbo (Verbum) hecho hombre (Anthropos, Homo), hecho Vida (Dzoe, Vita). O sea, el Gran Proyecto en marcha desde la historia de un pueblo y de allí para todos los pueblos de la Tierra, diría yo del Planetita Extraviado. Y todo viviente, hasta las molestas cucarachas, formamos parte de eso proyecto (cósmico y algo más, diríamos ahora). SE ME PASABA decir que yo mismo soy parte de ese proyecto. Y no es que aspire a ser rey (en la otra vida, claro, ni mucho menos en ésta, ja ja), sino me conformo “allá” con un rinconcito en la gran Casa; pero no puedo dejar de acordarme de la vez que fui rey mago. Claro, como en muchas cosas en la vida, fui de suplente, a mis 6, 7 años. Me vistieron de rojo, como rey, y que me sientan en una silla de esas de artesanía perdurable del rumbo de Purépero, o Paracho. Y enfrente, las mujeres cante y cante que “los tres reyes magos al portal llegaron, rinden sus coronas a Dios adoraron, rinden sus coronas a Dios adoraron. El rey Baltasaaar, por ser el mayoooor, le ofreció el incienso a Nuestro Señooor, le ofreció el incienso a Nuestro Señooor”. La acomplejada que me dieron, frente a las devotas. Pero ahora recuerdo con cariño a tantas de ellas, algunas mis catequistas. Doña Teodora, doña Concha Villa, Esperancita, Carmen Ojeda, Liduvina. De los cantitos aquellos, todavía me hacen vibrar de emoción aquellas estrofitas que dicen: “Bendito, bendito, bendito sea Dios, los ángeles cantan y alaban a Dios, los ángeles cantan y alaban a Dios .El cielo y la tierra y toda la creación, pregonan gozosos la gloria de Dios, pregonan gozosos la gloria de Dios”. APARTE DE LA profusión de luces y el aturdimiento de “buenos deseos” de cuanto menjurje se anuncia en la tele, parece que las cosas no han cambiado mucho desde entonces y a los cuatro jinetes del Apocalipsis se les han agregado muchos más en la era tecnotrónica, de tal manera que la guerra entre “los hijos de la luz y los hijos de las tinieblas”, se ha recrudecido. Sólo que, como siempre, los malos están de aquel lado y los buenos de éste, y al revés. Las cosas están, pues, alrevesadas. Y ante tanto deslumbramiento del decorado, tal vez pierda uno de vista que luego de la Navidad viene la crucifixión. Pero uno tiende a olvidar que también viene la Pascua, la resurrección. NO SE AVECINAN grandes cambios, sino ¡estamos ya en ellos!. Todos los percibimos, aun cuando no sepamos de dónde vienen los ramalazos. Por eso es bueno a veces subir un poco de nivel. Y en eso sí son maestros los de la tele, con sus noticieros. Una tragedia por aquí, una tragedia por allá. Y los televidentes, que no somos ignaros (¡!), enlazamos en nuestra mente todo, porque al fin y al cabo, nos dicen pensadores, todo está entrelazado. Y el gran “maestro” que nos enseñará todo, ha de ser el cambio climático, ya en marcha. El cual nos urge a pensar, a revisar cuanto sea revisable, a cambiar lo que no funciona y a construir, con la ayuda orientadora de los Santos Reyes Magos, que sí le hacían caso a las estrellas, el nuevo mundo que nace, en medio de la aparente oscuridad. Ellos conducen al establo donde está naciendo la Esperanza en la plenitud que viene. A pesar de todo, seamos felices, hoy y siempre, amigo posible lector. SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS: En las profundidades de sí mismo, aquel individuo se dio cuenta de la enormidad del paquete, que lo sobrepasaba. Había alcanzado a entender una especie de mandato en el sentido de que no se diga por la palabra, lo que no se recibió por la palabra. Aquel individuo habría de recordar nociones tan comprometedoras como aquellas encerradas en la palabrita Pantocrator (Dios todopoderoso ,por soberano), los misterios de Dios son inescrutables y el Espíritu sopla donde quiere. Aquel individuo era invitado , si se puede expresar así, a dar un mensaje, necesariamente de paz, por lo que objetó al de la voz y le “dijo”: para qué les sirvo como robot, permítanme poner en juego mis potencialidades creativas. Y de plano, aquel individuo parecía rajarse cuando “dijo”: por qué no escogen a un intelectual. Al fin se dio por vencido y aquel individuo simplemente, en las profundidades de sí mismo , atribulado, “dijo” con sentimiento: me dono, me dono. Y prefirió pasar como loco, antes que fallarle, a quien consideró amoroso, con la suficiente autoridad como para hacer tan tremendas y esperanzadoras propuestas. Porque en algún “momento”, el de la voz le había dicho algo así como: no me conocerá más que por la… (y aquí, por alguna asociación, se sugería el nombre de una persona llamada Encarnación).

(www.lapiedadymiregion.wordpress.com; http://www.ziquitaromipueblito.wordpress.com: http://www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: