¿CRECER O DECRECER?. Honorio Cadarso

MANI10J-04

Image via Wikipedia

(Tomado de ATRIO)

+++++

¿Crecer o decrecer?

Honorio Cadarso, 02-Marzo-2011

Los miércoles los vamos a dedicar en ATRIO a presentar y discutir proyectos concretos para la construcción de una nueva sociedad.  Otra sociedad que debe salir de la crisis, con todos los canbios que se exigen pasra hacerla posible y que no queden en una mera utopia. No se trata de seguir encasillados en esquemas de derecha e izquierda con sus ultra- respectivos. Hay que renovar todo y todos tenemos algo que hacer que esté en nuestras manos. Empezamos hoy con este planteamiento que nos imvita a optar por una alternativa al continuo crecimiento en que se basa el sistema capitalista.

El “credo” o conjunto de dogmas de la economía capitalista consagra el doble principio de que el crecimiento es bueno y positivo, y el estancamiento o retroceso es malo.Tales dogmas merecen un análisis desapasionado, y quizá una corrección sustancial.

En primer lugar, el crecimiento no conlleva automáticamente la mejora de las condiciones de vida y de trabajo  de la población de la que tratamos. En segundo lugar, es preciso analizar el precio que hay que pagar por ese crecimiento, que conlleva en todos los casos el agotamiento de recursos naturales y el deterioro del medio ambiente. El afán de producir lleva al sistema a acortar la vida útil de los productos y la necesidad de sustituirlos por otros nuevos en un plazo cada vez más corto. Y por otra parte, el consumismo dispara nuestro afán de disfrutar de bienes cada vez más inalcanzables y nos hunde en la sima de la insatisfacción.
Fijemos la atención en el automóvil, verdadera “vedette” del desarrollo. El 60% del espacio de las calles está ocupado por aparcamientos; un automóvil reclama doce veces más superficie por persona transportada que un autobús. El automóvil ha llenado la ciudad de túneles, pasos elevados, aparcamientos subterráneos, ha provocado niveles de contaminación química y acústica inaceptables, ha favorecido a las grandes superficies comerciales y ha hundido el pequeño comercio, ha multiplicado el número de accidentes. Vale la pena esta inversión habida cuenta del coste que acarrea?
Pero sobre todo tenemos en el horizonte, a más o menos años, la seguridad del agotamiento de los recursos energéticos, hídricos y  forestales, el calentamiento global, que harían imposible o muy difícil la supervivencia de la familia humana en la tierra. Y la sensación muy difundida entre los humanos de que estamos perdiendo calidad de vida a marchas forzadas. En Francia, en 1960, había 200.000 parados, la criminalidad era cinco veces menor que en 2009, las enfermedades mentales eran una tercera parte  inferiores en número, los suicidios un 50% inferiores. Encuestas parecidas arrojan resultados similares en USA y Canadá.
En sentido contrario, USA dedica a sanidad en 2005  5.274 dólares por habitante, Cuba solo 236. La esperanza de vida en USA y Cuba es la misma. La OMS coloca a Cuba en el puesto 36 en la lista de países cuya sanidad rinde mejores y mayores servicios a la población, y a USA en el puesto 72. Ahora va a resultar que la pobreza y la escases pueden tener efectos saludables…
  • Este discurso radicalmente crítico con el desarrollismo  está generando en la opinión pública mundial una pregunta inquietante sobre la conveniencia de frenar el crecimiento económico, más aún, de avanzar en dirección contraria, hacia el decrecimiento.
Dicho de otra manera: hay que recortar las cifras relativas al Producto Interior Bruto. Hay que recortar drásticamente los gastos militares y en construcción, en aviación y en el automóvil.
Y ¿qué haremos con el excedente de mano de obra que este frenazo producirá? Emplearlo en trabajos de servicios a la comunidad y mejora del medio ambiente; y en otra dirección, repartir el trabajo entre todos, con lo cual la jornada de trabajo quedaría sensiblemente recortada y la persona dedicaría mucho más tiempo a la familia, el  ocio y la cultura..
Estos objetivos tienen una estrategia y método para los países que han alcanzado un nivel avanzado de desarrollo de signo capitalista. Se trataría de aprovechar al máximo las estructuras creadas y de corregir o suprimir los defectos acumulados.
Para los países no desarrollados: Africa, Sudamérica, Sudeste Asiático, etc…la estretegia sería incorporar a sus estructuras un mínimo de avances tecnológicos: el Sur del planeta debería protagonizar por si mismo estas acciones: romper con la dependencia económica y cultural respecto a los países desarrollados, recuperar el hilo de su propia historia interrumpida por la colonización, el desarrollo y la globalización, reencontrar su identidad propia, recuperar las técnicas y saberes tradicionales.
En conjunto es ineludible reducir las dimensiones de muchas infraestructuras productivas, de las organizaciones administrativas y de los sistemas de transporte. Primar lo local sobre lo global, frenar y corregir tantas deslocalizaciones que se han hecho más con criterios de beneficio empresarial que de eficacia productiva.
  • ¿Estamos en el mundo de la utopía?
Ciertamente, han sido los movimientos cooperativos y otros de signo anarquista los que han defendido estos principios en el pasado. Pero fundamentalmente es la estructura familiar la que ha girado siempre y en todo en torno a estos principios. Y ha sido también el mundo rural el guardián de estos mismso valores.. El mundo rural y las sociedades del Tercer Mundo.
Pero hay algo más: en Francia y en Italia han surgido grupos que trabajan en esa dirección. Las hay también en Cataluña; Ecologistas en Acción es el movimiento más consolidado en el estado español, y han asumido con claridad la defensa de un programa de decrecimiento, así como el sindicato ”Confederación General del Trabajo,” CGT, que asumió solemnemente tesis de signo decrecimentalista en su congreso de junio de 2009.
En forma de clamor general, un 54% de los varones y un 42% de las mujeres que trabajan en la Unión Europea han proclamado que preferirían dedicar a su trabajo menos horas aun a costa de obtener ingresos salariales sensiblemente menores. En Escandinavia, la persona de edad que pierde su trabajo y ve reducidos sensiblemente sus ingresos han comprobado que pueden vivir una vida mucho más satisfactoria que la anterior.

11 comments to ¿Crecer o decrecer?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: