EL PRI EXIGE IMPUNIDAD. Salvador Flores Llamas

Manlio Fabio Beltrones Rivera

Image via Wikipedia

A c e n t o

El PRI exige impunidad

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Los priístas pusieron el grito en el cielo por la captura de Jorge Hank  Rhon. Humberto Moreira, líder del PRI, la calificó de represión y dijo que no permitirá al gobierno federal realizar una “cacería de brujas” contra priístas en esta hora electoral.

Y si así fuera, ¿cómo la impediría?

Lo primero que se ocurre es que al PRI no le gusta ningún tiempo para legislar ni para que se aplique la ley, aunque Jorge Hank sea claro ejemplo de la concentración de poder político y económico que han logrado los priístas.

Por eso reclaman impunidad, pero no sólo para él, sino para todos cuantos han delinquido y pueden ser llamados a cuentas

Al hijo del profesor Carlos Han González le encontraron un arsenal en su casa de Tijuana con 40 armas largas, 49 cortas, 9 mi 298 cartuchos, 70 cargadores y una granada de gas, y aun así los priístas reclaman que se le haya detenido, porque –arguyen- la aprehensión tiene tintes políticos.

Que el hecho represente un golpe mediático contra el PRI, es inevitable. Hay quienes lo ligan con la elección de gobernador del Estado de México, porque el detenido es hijo de un ex gobernador del Edomex e importante actor del Grupo Atlacomulco, que ha gobernado la entidad largo tiempo.

Pero tales credenciales no son para que se alegue impunidad sólo por ser priísta y vástago de un priísta difunto, tan relevante como su padre.

Moreira, jefe nacional del PRI, ya se venía curando en salud, exigiendo al gobierno federal que no fuera a detener a ex gobernadores priístas.

Eso  indica que sabe que hay muchas manzanas podridas entre ellos, pues él mismo no dejó buenas cuentas en Coahuila, que ahora le hereda a su hermano Rubén descaradamente.

Tenía el propósito de colocar en el CEN del PRI a ex gobernadores, para otorgarles impunidad precisamente.

Logró hacerlo con los ex de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores y con Jesús Aguilar Padilla, de Sinaloa; y cuando intentó con Ismael Hernández Deras, de Durango, le llovieron criticas aun dentro del partido, y paró la maniobra.

Si los priístas congelaron en el Congreso leyes y reformas que México requiere con urgencia, por los tempos electorales, allá ellos; pero la PGR no tiene por qué frenar la acción de la justicia, aunque culpen de esos golpes a Calderón, pues se haría cómplice de ellos.

Si no veríamos en el CEN a una constelación de ex mandatarios, señalados en sus estados por omisos o cómplices, que sabotearon el embate al crimen organizado emprendido por el Presidente, o por enriquecimiento ilícito

Adornarían el cielo priistas los José Reyes Baeza, Fidel Herrera, el gober precioso Mario Marín, Natividad González Parás, Ulises Ruiz, etc., y habría que reservar sitios para algunos gobernadores actuales.

Hank Rhon, ex alcalde de Tijuana y ex candidato a gobernar Baja California, perdió ante el panista J. Guadalupe Osuna Millán, y quería volver a jugar en 2013.

Tuvo como jefe de campaña al vicepresidente del Senado, Fernando Castro Trenti, con quien salió peleado, y con su captura le dejó la vía libre hacia la gubernatura.

Castro Trenti es cercanísimo de Manlio Fabio Beltrones, líder del Senado, quien por coincidencia (?) estuvo el viernes pasado en Los Pinos, y a la salida expresó todo el apoyo del Congreso a la lucha del Presidente contra el crimen organizado.

El PRD criticó también a la PGR por el hecho y exigió  lo clarifique, lo que se hará en los tribunales no al contentillo de los políticos.

Lo que pasa es que tampoco los perredistas están libres de culpa. No sólo Julio César Godoy, el ex diputado prófugo de la justicia; sino su hermano, el gobernador Leonel Godoy, a quien muchos michoacanos ligan con la mafia La Familia.

Qué decir de Amalia García, ex gobernadora de Zacatecas, acusada de peculado por su sucesor, y que se refugió con Marcelo Ebrard para que la proteja.

Cuando éste mismo peca por sabotear la acción contra el narco, hace negocios enormes en el gobernó del DF, vulnera los derechos de los capitalinos y gasta millonadas en autoproclamarse el mejor alcalde del mundo. 

Lucidos están priístas y perredistas; no quieren que los toquen por las ilegalidades que cometen, y cuando se hace, gritan que es represión y cacería de brujas. ¿Se sentirán tales?

Mal haría Calderón en ordenar se frene la acción de la justicia. Mejor que se aplique la ley “caiga quien cayere”, como gustan decir tanto los políticos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: