MOSAICO, 6–X–011; y MOSAICO, 29–IX–011

View of the Sierra Madre del Sur west of Playa...

Image via Wikipedia

Martínez Campos, 6/X/011

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 6 de Octubre.- ALGUIEN PODRÍA DECIR, y con toda propiedad, ¡Oiga qué bien friega con sus casahuates!. Y no le faltaría razón. Pero yo, a la defensiva, contestaría, pues sí, mi posible lector (a), está usted en lo cierto, son mis fijaciones. Eso de recordar los casahuates cuando bajo su sobra los vaquerillos hacíamos la fogata (y no se nos iba el fuego, conste) para los tacos a la hora en que apretaba el hambre; o regocijarnos con sus flores e imitar a las chuparrosas succionándoles la mielecilla; o en actitud “antiecológica”, treparnos a sus ramas y jinetearlas para sentir la rara satisfacción de caer junto con ella. Por eso, qué pena ver ahora, aquí abajo de donde escribo, casahuates con poca flor, sin la exhuberancia de otros años, y ver sus hojas amarillentas. Es que no llovió en junio…y poco en septiembre. Y qué pena ver por todos lados cerros, mogotes, lomas profanados para sacarles grava. Y más pena que las presitas de la región tal vez no hayan juntado agua, y qué pena que la tierra no vaya a dar lo suficiente ni maiz ni sorgo, ni frijol. Y más pena que no sé qué vayamos a hacer los que no tengamos hijos allá del otro lado, donde algunos no nos quieren, para que nos manden unos cuántos dólares y así contrarrestar la merma en los ecuaros o las milpas. PORQUE, LA MERA verdad, el campesino es importante, a pesar de que lo pintaran medio dormido debajo de un pitayo. Qué digan los güeros si es flojo, ellos les han levantado las cosechas de frutas, algodón y cultivado sus plantaciones. Recuerdo por aquellos tiempos, en mi primer ombligo del mundo (Ziquítaro, pues), cuando Chon dijo unavez, algo así: nosotros no somos importantes, no sabemos hacer nada. Y yo le repuse: dígale al Presidente a ver si puede uncir una yunta. Y además, ellos comen de lo que ustedes campesinos cultivan. Pues sí, todos somos importantes, y para percibirlo, depende pues de la escala con que se mida. Aún los lisiados. Aún los últimos, de quienes se ha dicho que serán los primeros. La cosa está en quién sabe cómo vaya a ser eso. . Y LA POLÍTICA, y los políticos, tan importantes. A pesar de la corrupción, sobre lo cual parece que ninguna sociedad, tal vez pocas, puedan lanzar la primera piedra en eso de la limpieza, pulcritud, pureza en la vida pública. Y puesto que no somos (todavía) ángeles, lo ideal es reducir la corrupción a un 25 por ciento (parece que aquí andamos muy arriba, con un poco más del 80 por ciento, je je). Con los políticos nos ha pasado lo que con los curitas. Los elevamos tanto, con abundancia de incienso en cada mitin y en los medios. O a aquellos los colocamos en el pedestal para que sean santos en nuestro nombre. Y cuando fallan, nos damos tantos golpes de pecho, que olvidamos pensar en que los males son “sistémicos” (me mandé con esta palabreja, lo acepto), es decir, que falla el todo. Llámese capitalismo, ideologías fosilisadas, doctrinas lo mismo, concepciones del mundo ya no tan vigentes. O sea, que muchas de nuestras instituciones no cambiaron a tiempo y nos agarró por sorpresa la gran crisis, la gran tribulación social, ahora sí que global y envolvente. ASÍ ES DE que, como dicen los chavos, para qué nos hacemos. Por donde quiera que le agarremos, estará bueno para cambiar las cosas, desde la pequeña comunidad, hasta la profunda, ahora sí necesarisima, reforma de la ONU y de otras instituciones. ESTUVO POR AQUÍ don Fausto Vallejo Figueroa, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura michoacana. Del trío de aspirantes a gobernar Michoacán, era quien faltaba. Ni dudarse de sus buenas intenciones, pero de llegar a la gubernatura y cumplir sus promesas, Michoacán se vería transformado en seis años. Porque fíjese usted: resolver a fondo el desempleo que alimenta a la delincuencia, fomentar la inversión, que no haya tortuguismo en la entrega de insumos a los campesinos, atender los caminos en el territorio de cada distrito. Y fortalecer a la familia, entre otras promesas. Y AQUÍ, EN el municipio, quien aspira a la alcaldía postuloado por el PAN; Hugo Anaya, desde luego promete gestionar que lleguen más empresas aquí. Esto no es nuevo, pero si lo cumple, La Piedad se verá transformada, no sólo por su red de comunicaciones terrestres en la que tuvo especial cuidado la actual administración, donde fue funcionario. Y mencionó como fundamental el explotar estas características de la ubicación de la ciudad fortaleciendo las Micro, pequeñas y medias empresas para que generen más empleos en las familias. Y el candidato del PRD a la alcaldía piedadense, Mario Navarrete, asegura que “se debe trabajar para dar un impulso a la sociedad, que no sea solo estructural, también se tiene que poner atención en la parte social, es decir, que la ciudadanía cuente con apoyos de verdad para las micro pequeñas y medianas empresas, pues estas están en extinción. Por su parte, el aspirante a la presidencia municipal por el PRI; Alejandro Saldaña. asegura que: “ ha sido notoria la falta de apoyo de las autoridades para el fortalecimiento del mercado interno que garantice la sobrevivencia de las empresas de la localidad. El reclamo en cada una de las empresas visitadas en los diferentes puntos del municipio, ha sido el abandono por parte de las autoridades para gestionar y asesorarles en financiamiento que permitan una consolidación real de estas empresas que representan el sustento de miles de familias piedadenses”. Francisco Piceno Camacho, candidato del PRD a la diputación, recorre intensamente las comunidades del distrito. Su recorrido ha empezado por Penjamillo, su municipio y por La Piedad. Es de entenderse que sus promesas se referirán a labores de gestión si llega a la legislatura. EN FIN, EN el centro de todo está la vida, por donde quiera que se le agarre y en cualquier nivel de nuestra existencia. (www.lapiedadymiregion.wordpress.com: www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; www.silviano.wordpress.com).

++++++

Martínez Campos, 29—IX–011

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 29 de Septiembre.- NO SÉ POR qué las campanadas mañaneras, como las de hace rato del templo cercano, me traen recuerdos, nostalgias y remembranzas de las campanadas mañaneras en el terruño, cuando el amanecer festivo. Sería porque sin que se percibiera el “santo olor de la panadería”, que no había entonces, sí se oían los bramidos de las vacas, el rebuznar de los burros, los cantos mañaneros de los gallos y, en las mañanas húmedas y lluviosas, buen momento para cosechar hongos en los llanitos, o joaguiques quien tuviera la habilidad de hacerlo. Desde luego, las campanadas festivas que invitan al recogimiento, aun cuando hubiese campanadas previsoras que invitaban a recogerse, aun cuando los muchachos novieros no hicieran mucho caso. No todas las campanadas son festivas, cierto, porque también las hay “de muerto”, aun cu ando más bien debieran ser “de vivo” según añosas fes perdidas. Porque hay mañanas luminosas y también las hay oscuras. Y hay noches sublimes, estrelladas, maravillosas, y hay noches oscuras como las que más. OSCURA, AQUELLA MAÑANA del 19 de septiembre de 1985, en la ciudad de México, acaba de recordarse su 26 aniversario. Quedó plantado en muchos de nosotros el sentimiento de impotencia, ante tamaño cataclismo físico y humano. Pero después de aquello, algo debió cambiar y ahora se hacen simulacros ordenados para estar prevenidos a fin de contrarrestar si sucediera, algo parecido a la tragedia entonces vivida. Oscura, aquella noche, que el próximo domingo se recordará en su 43 aniversario. En muchos quedó, en la memoria, la sinrazón de entonces. Pero aun cuando no muy visible, hubo un nuevo amanecer que no todos apreciamos, sumidos como estamos en la desazón por los infiernos violentos. Pero ni terremotos ni Aquella Negra Noche de Tlatelolco (lo, la invito a que busque en la red y en las direcciones abajo anotadas, un trabajo personal con ese título), impidieron que brotara la generosidad altruista y caritativa en millones de mexicanos, ni que se escribiera de nuevo en la memoria un monumento a la generosidad y al ideal de la juventud de entonces y de ahora. TAMBIÉN HAY AMANECERES cívicos y las campanadas las dan quienes alertan y “hostigan” con su crítica a las sinrazones dominantes, y despiertan civismos dormidos en fechas claves de la historia, sea cifradas en el 1988, o cifradas en el 2000. Y ahora, las viejas y vilipendiadas oposiciones, también gobiernan sometiéndose, quieran o no, a la crítica siempre actual que invita a enderezar lo torcido, y en todos los colores del espectro político, pone a quien lo amerita, en el banquillo del escrutinio público, antes vetado desde los círculos dominantes. Y el Partido Acción Nacional (PAN), durante viejos tiempos minimizado, agredido, burlado, según aquí me llegaron a contar pioneros cívicos, ahora gobierna en éste y otros niveles de la vida política; y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que pagó su cuota de sangre, ante los medrosos intereses creados y gritó con bocas de millones en las plazas pública que ya era tiempo de nuevos estilos y prácticas, ahora gobierna en el polícromo tapete michoacano y en otras geografías nacionales. Y los partidos considerados minoritarios, hacen su esfuerzo y trenzan alianzas, tan legítimas como necesarias, para sacar provecho y tajada política, tan necesaria como legítima en la lucha callada o estentórea de los ciudadanos “insurgentes” cívicos. Y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el otrora invencible pretende regresar a donde muchos irredentos militantes han considerado como patrimonio propio, sean alcaldías, gubernaturas o los mismos “Pinos”, pero políticos de altura, que siempre han crecido en su seno, pretenden rescatar valores y prácticas que supuestamente abandonó la alternancia. BIENVENIDA, PUES, LA democracia que ya estamos aprendiendo. Y si regresa el PRI, en cualquiera de los niveles, serían de lamentar los golpes de pecho de quienes no supieron, o no pudieron, o no los dejaron, diseñar esquemas creativos realmente vinculados a eso que aún se llama pueblo. Y si el PAN gana más posiciones, como dice la propaganda, nunca será tarde para poner en práctica lo más radical y humano de la doctrina socialcristiana (sin confesionalismos, conste) que ha dicho profesar. Y si el PRD se recupera de los desplantes demagógicos de algunos que pretendían socialismos y no supieron cómo hacerle, bien podría aceptar también que una cosa es el golpeteo al adversario, y otra ejercer realmente el poder son sentido social y con sentido democrático. Porque hay la tendencia, al parecer, del ciudadano que despierta, de ya no aceptar caciquismos, en pequeño, o en grande, sociales, políticos o económicos y de realmente sintonizar, poco a poco, con el movimiento universal de un hombre–mujer (sociedades, civilizaciones, especie) realmente nuevo, mucho de lo cual, aquí, y allá, de alguna manera se ha logrado, pero falta, falta, falta. SUEÑO GUAJIRO, RÚSTICO: aquel individuo, en el confinamiento físico—síquico del catre, en el purgatorio del cuarto siquiátrico, oía las campanadas del templo cercano, aquella mañana oscura. Su imaginación lo trasladaba a la edad media y los olores sudorosos del ambiente le hacían figurarse un proceso de muerte. Tiempo después habría de aceptar la opinión de un sabio en el sentido de que toda historia universal es un juicio universal, e imaginar que los estertores de la dicha edad media eran muy agudos. Pero todo anunciaba un mundo realmente nuevo para el hombre del Siglo XXI. (www.lapiedadymiregion.wordpress.com; www.ziquitaromipueblito.wordpress.com; http://www.silviano.wordpress.com).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: