PRI: PESADILLA DE 71 AÑOS. Martín Moreno. VIVIMOS LA CRUDA DEL PRIISMO. José J.Castellanos. PRESUNTA INOCENTE Y DE UN BANDO A OTRO.Abelardo Martín M.

(Proporcionados por Salvador Flores LLamas)

PRI: pesadilla de 71 años

Martín Moreno “Excélsior” sábado 10 marzo 2012

Pondremos fin a la pesadilla”, clamó Pedro Joaquín Coldwell. Pero hay confusión: el presidente del PRI no aclaró si se refería a los gobiernos del PAN… o a las catástrofes económicas, la pobreza, los fraudes electorales, las matanzas de estudiantes, los asesinatos de rivales, saqueos, corrupción, crímenes políticos, gobernadores presuntamente ligados al narco o censura a medios, que nos recetó el PRI 71 años.

Y no es cuestión de prejuicios o simpatías. Allí están cifras y hechos históricos:

1) La crisis de 1994-96, generada por la irresponsabilidad financiera deCarlos Salinas de Gortari —el vencimiento próximo de tesobonos (documentos cobrables) por 50 mil millones de dólares, fue el detonante (Luis Téllez dixit)—, provocó que un millón de mexicanos perdieran empresas, casas, empleos y bienes.

2) De diciembre de 1994 al cierre de 1996 —24 meses— se generaron 16 millones de pobres adicionales, que se sumaron a la pobreza ya registrada en México: 650 mil en promedio al mes. Aproximadamente, 22 mil 500 diarios. Cerca de mil pobres cada hora, 16 por minuto.

3) La inflación —aumento de precios que le pegó directo a los bolsillos de millones— fue de 76% en el sexenio de Luis Echeverría; 582% conLópez Portillo; ¡mil 421% con Miguel de la Madrid!; 38% conSalinas, y 205% con Zedillo.

4) La devaluación del peso frente al dólar fue de 136% con Echeverría; 495% con López Portillo; ¡tres mil 710% con De la Madrid!; 139% con Salinas y de 226% con Zedillo.

5) La deuda externa siempre fue hacia arriba con gobiernos del PRI: LEA: 19 mil 600 millones de dólares; JLP: 58 mil 874; MMH: 81 mil; CSG: 85 mil 435; EZ: 84 mil 600.

6) Las reservas internacionales —del “no nos volverán a saquear” deLópez Portillo, a los “errores de diciembre” de Salinas— cerraron en mil 411 millones de dólares con Echeverría; mil 832 con López Portillo; 26 mil 379 con De la Madrid; seis mil 148 con Salinas; 35 mil 585 con Zedillo. (Dato para precisar este rubro: hoy, las reservas son de 148 mil 129 millones de dólares).

7) De hecho, las reservas externas de México se habían desplomado, de octubre a diciembre de 1994, de 17 mil millones de dólares, a seis mil millones. ¿Por qué? Por una razón poderosa: si bien la herencia salinista dejó un fuerte sobreendeudamiento financiero, existía una mayor crisis que Salinas nunca enfrentó con eficacia: la descomposición política y el desorden social al final de su gobierno, que estaban haciendo pedazos la confianza hacia el país.

8) La irresponsabilidad financiera del priista Salinas, con manejo errado del vencimiento de la deuda en tesobonos, costó “una pérdida calculada en 70 mil millones de dólares en los valores bursátiles de las corporaciones mexicanas, una avalancha de quiebras y casi un millón de despidos (México en la frontera del caos. Andrés Oppenheimer).

Hasta aquí las cifras.

Los hechos:

1) Fraudes electorales confesos y documentados en 1986 en Chihuahua y, en 1988, para despojar a Cuauhtémoc Cárdenas de la Presidencia. Son los emblemáticos de muchos más.

2) En 1968 y en 1971, los gobiernos de Díaz Ordaz y Luis Echeverría, respectivamente, ordenaron matanzas estudiantiles en Tlatelolco y en San Cosme.

3) Durante el gobierno de Salinas, alrededor de 500 perredistas fueron asesinados.

4) Casos de corrupción y crímenes políticos: Raúl Salinas, Óscar Espinoza, Arturo Montiel (emblemáticos entre decenas); Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu.

5) Gobernadores acusados de estar ligados al narco: Tomás Yarrington,Eugenio Hernández, Fidel Herrera, Ismael Hernández Deras.

Por todo esto, bien haría Coldwell en precisar a cuál pesadilla se refiere.

¿Y es el PRI el más indicado para hablar de pesadillas?

La respuesta es no.

ARCHIVOS CONFIDENCIALES

CASSEZ. No nos equivoquemos: la francesa Florence Cassez es secuestradora certificada. Su defensa ha argumentado irregularidades en el proceso de detención. Por ello, y por el montaje mediático en torno a su aprehensión, podría quedar libre. “Se violaron sus derechos al no recibir asistencia consular efectiva e inmediata”, es el argumento de un ministro de la SCJN, Arturo Zaldívar. Tiene razón. Pero de eso a que sea inocente del delito de secuestro, hay una diferencia de aquí a París.Florence era novia del jefe de la banda de El Zodiaco, Israel Vallarta. Testigos la reconocen. Seguiremos con el tema.

BARTLETT. Un absurdo histórico está por consumarse: uno de los operadores del fraude electoral de 1988, Manuel Bartlett —otros más fueron De la Madrid, Manuel Camacho y Marcelo Ebrard—, está por ser senador… ¡por la misma izquierda a la que despojó de su triunfo hace 24 años! Es una ofensa a los verdaderos izquierdistas del 88. Vaya desmemoria histórica. Sólo en México.

LOS CLOUTHIER. La sentencia marxista se ajusta perfectamente para los dos Clouthier: la historia siempre se repite, primero como tragedia y después como comedia.

            Twitter: @martinmoreno

2012-03-09 00:44:00

+++++++++++

Vivimos la cruda del priismo

Escrito por José J. Castellanos, jueves, 08 de marzo de 2012

Como en la más terrible borrachera, el país se intoxicó con el dominio del PRI en el país. Mantuvo el dominio del país, con sus tres nombres pero una sola realidad, desde 1929 al 2000. En muchos estados del país su dominio aún se prolonga en estos días. No contamos la llamada Revolución Mexicana que costó al país un millón de muertos y cuyo fruto más acabado fue este partido que, hoy, quiere cantar un himno a la vida. ¡Tanta sangre derramada! ¿Para qué? El PRI ha sabido y sabe auto elogiarse. La muestra más reciente se dio en el 83 aniversario del partido. Pedro Joaquín Codwell, herencia del echeverriísmo de triste memoria, nos dio una muestra acabada de ello el pasado domingo. Ahí criticó la “pesadilla” provocada por los gobiernos del PAN. Sin embargo, las pesadillas no dejan de ser sueños. Lo malo es la cruda realidad que arrastramos como consecuencia de los gobiernos de un partido que ofrece y amenaza con volver para reinstaurar los años del autoritarismo que se disfrazó de democracia dirigida  y que tuvo en el presidencialismo el resumen acabado de la negación de la separación de poderes y del federalismo. ¡Esa fue la riqueza de la imaginación política de aquellos años! 

En esas presentaciones que circulan por correo electrónico, creativamente atribuidas a la librería Ghandi, hay una que recuerda que ellos venden libros de historia. Habría que recomendarle algunos. Pero quizá él también tenga la costumbre de no leer o le falle la memoria. Repasemos brevemente y, por lo tanto, de manera una tanto superficial los hechos del siglo pasado, para entender cómo produjeron ellos la cruda que estamos viviendo como consecuencia de ello.

 

México no vivió un Estado de Derecho en el Siglo XX. Se decía que teníamos maravillosas leyes, la primera constitución social del mundo y una doctrina jurídica maravillosa. En algunos casos eso fue cierto. Pero también lo fue que la Constitución y las leyes se cumplían discrecionalmente. El mundo de la arbitrariedad era el juego del poder. Paradigma de ello fue la estatización de la banca en 1982, cuando el Presidente José López Portillo “carranceó” los bancos privados. Recordemos que el verbo carrancear proviene del comportamiento del Ejército Constitucionalista de Venustiano Carranza, que saqueaban donde llegaban. Fue la primicia de la corrupción que continuó el presidente Álvaro Obregón (al cual admira Enrique Peña Nieto) y que instauró la famosa frase de que nadie podía resistir “un cañonazo de 50 mil pesos” (oro). Y si bien la estela del bicentenario encierra un misterio inexplicable, se queda chiquita con sus antecedentes que hicieron rica a la familia revolucionaria.

 

La violencia que soportó al país se institucionalizó. Por un lado, durante muchos años el ejército sirvió para imponer los “triunfos del PRI”, también para la famosa “guerra sucia” cuyos muertos y desaparecidos se desconoce. Hoy el ejército ha tenido que ser llamado para suplir a una policía corrupta que tuvo en la Federal de Seguridad un ejemplo de terror y en las policías secretas y la judicial administradores del crimen, reconocido por los propios gobiernos que tuvieron que desaparecerlas, para sustituirlas por sus semejantes. El problema de “infiltración” del crimen en ellas a veces parece más problema de identidad.

 

En cuanto a la economía, ya circulan en la red los correos que demuestran que los dos sexenios del PAN han sido exitosos económicamente hablando, en comparación con las herencias del PRI. Y si bien en ambos casos han existido crisis económicas, pero la diferencia es que en el segundo caso, las crisis fueron creadas por malas políticas económicas, intervencionismo en la economía, subsidios absurdos, inflación, dilapidación y desperdicio de oportunidades, en el segundo caso, las crisis vinieron de fuera y se pudieron enfrentar sin zozobrar ni poner al país al borde de la quiebra. Hoy se reconoce internacionalmente la forma como se manejó la economía nacional en la crisis.

 

En lo social se administró la pobreza a pesar de haber prometido la abundancia. Desde sus orígenes revolucionarios, la política hacia el campo se diseñó para cosechar votos sin sacar al campesinado de su pobreza. Quienes emigraron a las ciudades o al extranjero fueron superando la miseria y quienes se quedaron se mantienen en la pobreza en su gran mayoría; la “economía social” de sindicatos y cooperativas sirvió para el control político y la corrupción, en beneficio de los líderes y no de los trabajadores: sindicatos ricos de trabajadores pobres (junto a empresas pobres de empresarios ricos en algunos casos).

 

El espacio se acaba. De democracia no necesitamos hablar, simplemente no la hubo, y cuando es incipiente, el PRI se ha encargado de impedir las reformas estructurales, con la idea de llegar al discurso de hoy y atribuir a un gobierno mediocre lo que ellos se han empeñado en impedir, con la esperanza de generar frustración y cosechar de ella. Pero todavía hay quienes tenemos memoria y no olvidamos. Procuraremos que otros también recuerden y los jóvenes conozcan lo que la educación revolucionaria les ocultó siempre. Sólo así podremos salir de la cruda.

++++++++++++

080312
Dintel

Presunta inocente y
de un bando a otro

Por Abelardo Martín M.

Uno de los embates mas dañinos al prestigio del Poder Judicial y, en general, de las instituciones responsables de ejercer justicia, fue la exhibición de la película “Presunto Culpable” cuyo guión y edición fue hecho con la intención de exhibir y dañar la de por sí impresentable justicia mexicana.

Ni modo, tanto las personas como las instituciones se exhiben por sus hechos, no por sus palabras o discursos. Durante años, las autoridades mexicanas defendieron en México y en el mundo la culpabilidad de la ciudadana francesa Florence Cassez, a quien se vinculó e implicó con presultas bandas de secuestradores.

Desde el propio gobierno federal se advirtió que de ninguna manera se admitirían presiones de nungún tipo por el gobierno francés que encabeza Nicolas Sarkozy y su esposa Carla Bruni.

Hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación discute si las acusaciones y los hechos que sustentaron la condena de la francesa fueron un montaje con fines de imagen. Es decir, la institución se movió de la culpabilidad total a la inocencia total.

Pareciera rasgo de nuestros tiempos y de esta parte del país el moverse de un lado a otro, de un bando a otro, pasarse del cielo al infierno y, tranquilamente, ser ángel o demonio.

Un ejemplo es el caso de la francesa que obligó al sistema de justicia mexicano ir de un extremo al otro. Pero no solo es ahí en donde se vive esta dicotomía. Hay casos sorprendentes como la postulación del experimentado politico tabasqueño-poblano, Manuel Bartlett Díaz, ahora candidato a senador por el PRD y responsable de la “caída” del sistema de conteo por computadora que llevó a la Presidencia de la República a Carlos Salinas de Gortari, cuya elección todo el país sabe, fue fraudulenta en detrimento del PRD y su entonces candidato Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Bartlett es sin duda uno de los políticos mexicanos con mejor formación y que bueno regrese a la actividad parlamentaria. Sin embargo es cuestionable su aceptación del partido ya que ambos (partido y candidato) incurren en actos que ruborizan. Pero la justicia y la política son así, el cambio de piel sin importar si hay estructura personal o institucional. Es un ejercicio de acomodarse, mantenerse “vivo” aunque por dentro se esté muerto o, cuando menos, vacío.
Cosas de la vida… política.
—0—

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: