EL PRI, Y YARRINGTON; ¿A DÓNDE VA LÓPEZ OBRADOR?. PEÑA, SINDICATOS, JÓVENES; MANIFESTACIONES VS PEÑA NIETO. Salvador Flores LLamas

Mexico City, Mexico 001

Mexico City, Mexico 001 (Photo credit: Design for Health)

A c e n t o

El PRI y Yárrington

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Se equivoca el PRI si cree que ya la libró con lavarse las manos respecto de Tomás Yarrington, ex gobernador de Tamaulipas, con acción penal en EU por lavado de dinero y nexos con el narco.

Es muy fácil para sus jerarcas decir que se deslindan de él,  iniciarán proceso para privarlo de sus derechos partidistas y aun expulsarlo; pero eso no los exonera de haberlo hecho gobernador y solapado sus ilícitos, hasta ahora que la justicia estadounidense lo persigue.

El deslinde significa reconocer las culpas de Tomás y que el expartidazo tiene nexos con el narco, además de dejar a Yarrington que se rasque con sus uñas.

Si el PRI busca que el golpe no salpique a Peña Nieto, ¿por qué mejor no se deslinda, de una buena vez, de sus ex gobernadores ligados con el narco y de quienes endeudaron escandalosamente a sus estados y se enriquecieron impúnemente?

Si es cierto –como dice Peña- que los corruptos no tienen cabida en su proyecto, ¿por qué no exige se aplique la justicia a los priistas  de esa laya, que él conoce y la gente tiene bien fichados?

Ahí están Cavazos Lerma y Eugenio Hernández (de Tamaulipas), Hernández Deras (Durango)  Baeza Meléndez (Chihuahua) y Aguilar Padilla (Sinaloa) para empezar. 

Sin mencionar a sus antecesores, culpables de la expansión criminal y que hundieron regiones del país “en una espiral de corrupción e impunidad”, al decir del presidente Calderón.

O bien quienes endeudaron a sus estados, como a Nuevo León con 38,590 millones; México con 38,195 (ya renegociada la deuda); Coahuila con 36, 509 y a Veracruz con  27, 928 y se enriquecieron en  grande: Natividad González Parás, Fidel Herrera, Ulises Ruiz, Mario Marín y, desde luego, Moreira, sólo por citar a algunos.

(Superados sólo por el perredista Marcelo Ebrard, quien heredará al DF una deuda  de 56,232 millones, y eso que la renegoció a principio del sexenio).

Eso demuestra que el tricolor encumbró a políticos señalados o indiciados como delincuentes, los encubre y aun hizo su jefe nacional a Humberto Moreira, a quien Peña solapa y le permite confinar como secreta su cuenta pública de 2010, que incluye la mega deuda superior a los 36 mil millones que endilgó a Coahuila.

No basta con declarar que no debe permitirse que encapsule esa cuenta, ¿por qué no le ordena –puede hacerlo- que no consume la maniobra, y se ponga en manos de la justicia, si en verdad no quiere ser tapadera de nadie?

Lo mismo tendría que hacer con su tío y padre político Arturo Montiel, de quien dice que el poder judicial del Estado de México lo encontró inocente– con él como gobernador- por haber hecho un fortunón a costa del erario, y que el expediente lo turnó a la PGR.

Con esto insinúa que si la PGR no procedió, es porque encontró inocente a Montiel, lo que es falso, igual que él   le haya turnado el caso; volvió a mentir para encubrirlo.

¿Haría lo mismo como Presidente?

También se lava las manos respecto de Elba Esther. Sostiene que el Estado debe dictar la política educativa; pero no dice qué hará para que la cacique magisterial no la sabotée, como hace, y advierte que son los maestros quienes deben decidir sobre el liderazgo de ella.

Apuntó lo mismo sobre Romero Deschamps en Pemex, extensivo para los demás líderes priístas corruptos.

Todos los pillos pueden estar tranquilos, a lo sumo se deslindaría de ellos el PRI, si los enjuiciaran; pero jamás propiciaría su castigo, al contrario, a algunos hasta los hizo candidatos, como Cavazos Lerma y Romero Deschamps.

Pero si el gobierno actual procediera contra ellos, el PRI pondría el grito en el cielo, y clamaría que es guerra sucia para sacar raja electoral. 

Posdata.- También el PRD se deslindó de Narciso Agúndez Montaño, acusado de cometer peculado como gobernador de Baja California, y sale con que se pasó al PVEM, aliado del PRI, que lo nombró candidato a diputado federal.

Sólo que quien lo hizo gobernador fue Leonel Cota Montaño, su primo hermano, como líder nacional del PRD, puesto por su gran amigo Andrés Manuel.

Así es que tampoco el sol azteca tiene el pañal limpio, que lo digan su ex jefa nacional Amalia García y Leonel Godoy (hermano del narcodiputado Julio César) quienes dejaron temblando los erarios de Zacatecas y Michoacán como gobernadores. 

 

 

 

A c e n t o

¿A dónde va López Obrador?

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

López Obrador y su gente creen que el 1 de julio llegará en segundo lugar en la intención del voto, pero dudan de su triunfo, por eso ya ensayan las protestas contra el fraude electoral y la imposición del priísta, para enviar al diablo, de nuevo, a las instituciones.

Lo indican las movilizaciones del domingo en el Zócalo y el lunes en la Plaza de las Tres Culturas, muy a su estilo, con los acarreados y sus grupos de siempre: los Panchos Villa, SME, macheteros de Atenco y demás.

Con el telón de fondo de las protestas de estudiantes de universidades privadas (Ibero, ITAM, Lassalle) del Poli y la UNAM ante Televisa, dijeron que en el Zócalo y Tlatelolco hubo parte de esos contingentes, a los que Andrés pretende enrolar en su aventura poselectoral.

Quizá si el PRI no hubiera enviado un grupo a apoderarse del salón de la Ibero en que iba a comparecer Peña, no se habrían encendido los ánimos en su contra, y después le echaron más gasolina a la hoguera declaraciones torpes de Pedro Joaquín y otras gentes de Enrique.

Al parecer, los estudiantes de institutos privados dejaron su indiferencia a la política y están dispuestos a votar conscientemente el 1 de julio, y López quiere ganárselos con marchas y mítines, promovidos bajo cuerda por sus operadores, en lo que son expertos.

Así ocurrió cuando era jefe del gobierno del DF y envió a Carlos Imaz, jefe el PRD-DF, Imanol Ordorika y Antonio Santos, líderes del CEU, a incitar a los campesinos de Atenco a no permitir les expropiaran sus tierras para construir allí el aeropuerto internacional, que hacía y sigue haciendo falta a la capital.  

Los incitaron a enfrentarse al gobierno estatal y federal, que dobló las manos por órdenes de Santiago Creel, entonces secretario de Gobernación. Se salieron con la suya al responder con saña a la policía y fueron a dar a la cárcel con algunos garrotazos, que exageraron.

Así surgieron los macheteros de Atenco, que el Peje dejaba marchar por el DF en actitud provocativa y contra la ley, con sus machetes en alto, e incluso los mandó a otras ciudades del país.

Ahora resucitó a estos forajidos, que con otros grupos de agitadores se colaron a la manifestación estudiantil y engrosaron las suyas, en Tlatelolco y el Zócalo, donde se exhortó a los universitarios a seguir manifestándose públicamente cada semana.

Y ha logrado que surjan marchas en varias partes de la provincia.

El cree que con agitaciones ganará votos, pero las encuestas serias últimas desmienten que avance; pero seguirá con ellas para entrenar a sus huestes para las protestas que emprenderá al ser derrotada su república amorosa el 1 de julio.

Eso demuestra que su cambio es sólo para engañar a la gente y arrebatarle sus votos.

Entre tanto, Manuel Espino, ex jefe nacional del PAN, se adhirió a Peña con el engaño de que lo seguirán 900 mil y promoverá el voto panista y útil  en favor del priísta, como –dijo- lo hizo en 2006 para Felipe Calderón.

Lo que es andar tras el hueso. Si fueran 900 mil los panistas que los siguen, Espino habría bombardeado al CEN del PAN con sus firmas para exigir lo aceptara de precandidato presidencial, como tanto lo buscó, a pesar de que ya había sido expulsado del partido.

En cuanto a que promovió votos útiles y priístas para Calderón, es tan falso como que saboteó su campaña, pese a ser el jerarca del PAN, lo abandonó, ya candidato triunfante, con el conflicto poselectoral del Peje, y se fue a peregrinar a Santiago de Compostela, España con sus colaboradores.

Tal es el alacrán que se echó al seno Peña, junto con Nahúm Acosta Lugo, su incondicional, exjefe de giras presidenciales, corrido de Los Pinos porque pasaba información de la agenda del presidente Fox a los narcos, y estuvo con él en el besamanos a Enrique.

Este está recogiendo desertores de otros partidos: como los ex perredistas hermanos Círigo, Nahúm (René Arce) y Víctor Hugo, Ruth Zavaleta; la ex jefa nacional del sol azteca, Rosario Robles, y Ramón Sosamontes, ambos dejaron su partido cuando iban a ser expulsados por estar inmiscuidos en  el affaire de corrupción de Carlos Ahumada.

¿Sabrá Peña Nieto que antes de adherírsele, Espino quiso hacerlo con el Peje, quien lo rechazó después de sacarle secretos del PAN?

Nuevos adherentes, de derecha e izquierda, que en nada enaltecen a quien puntea en las preferencias electorales.

Posdata.- La cantaleta cotidiana del Peje contra la corrupción se topa de inmediato con René Bejarano, Dolores Padierna, Carlos Imaz, Gustavo Ponce y Leonel Godoy, para no hacer mucha memoria….Decentísimos perredistas.  

A c e n t o

Peña, sindicatos, jóvenes

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Por si alguien lo dudaba, ya apareció el peine de por qué el PRI no aprobó la reforma laboral que acordó con el PAN en la Cámara de Diputados: no quiere acabar con los líderes obreros que, como Romero Deschamps, son su sostén y parte de su estructura corporativa.

El PAN propuso una reforma laboral, la rechazó el PRI; éste presentó otra muy similar, el PAN la firmó, y cuando se creía que iba a ser aprobada, el tricolor dio marcha atrás por orden de Peña Nieto, su candidato presidencial.

Las reformas de seguridad nacional, política y otras corrieron igual suerte, por designio de Peña, para no ayudar a Calderón, y usar de arma electoral que éste no hizo avanzar al país en esos renglones, pero que él sí lo hará.

Ardid contrario también al interés de México fue la respuesta de Enrique, cuando no quiso censurar los dispendios de Romero Deschamps en Pemex  y rechazó su cese del liderato.

Al aspirante priísta – puntero en las preferencias y por ello  se ve ya casi Presidente- no le importa que los líderes obreros priístas atropellen los derechos de los trabajadores, se eternicen en el poder, y manejen a sus anchas las cuotas sindicales para enriquecerse brutalmente.

Peña no reformará la ley laboral, porque acabaría con esos abusos y abriría nuevas perspectivas a la economía nacional, creación de empleos, combate a la pobreza y desigualdad.

Lo promete en su campaña y acusa al gobierno actual de no eliminar tales lacras sociales.

Se sabe que los líderes corruptos se reeligen con trampas antidemocráticas

Elba Esther y Joel Ayala reformaron –eso sí- los estatutos y se erigieron presidentes del SNTE y la FESTSE, sin límite de tiempo.

Amparados en la autonomía sindical, nunca rinden cuentas de las cuotas que pagan los obreros.

Son, pues, el retrato del viejo y nuevo PRI, amante del autoritarismo, que Peña desea resucitar con la llamada Presidencia Imperial, pues pide que le logren  mayoría de diputados y senadores, para que sus proyectos de ley no requieran aprobación de la oposición.

Ni más ni menos, volver a la “dictadura perfecta”, calificativo que le valió a  Vargas Llosa ser expulsado del país en el sexenio de Salinas de Gortari, el mentor político de Peña.

Por eso no extrañan la protestas de los universitarios contra Peña, pues se dan cuenta que lleva el mismo camino y utiliza iguales métodos que el viejo PRI y los medios de comunicación para evitar le hagan preguntas difíciles, tratar de engañar a la gente con que puntea en las encuestas y, por tanto, su triunfo ya es pan comido.

Se equivocaron sus estrategas al calcular que Enrique, joven relativamente, ganaría el voto juvenil, y sienten que éste se les va de las manos, porque los jóvenes ya no quieren más engaños ni imposiciones de gente impreparada y obsecuente a intereses subterráneos.

Crece su angustia al publicar Covarrubias y Asociados que en su sondeo se redujo de 20 puntos a 9 la diferencia entre Peña y el segundo lugar en las encuestas de popularidad.

La televisión que afecta la libertad popular a favor de Peña, lo hace no sólo por dinero, también porque sus dueños esperan más canongías de él, lo que llevaría a imponer más programas insulsos, contrarios a nuestros valores, más abuso con los spots y a controlar más la libertad de expresión.

Eso lo rechazan los jóvenes, y aún no vemos el alcance de sus protestas, surgidas con vigor desde las redes sociales, como sucedió en Egipto, Túnez y Libia, donde cayeron los dictadores.

Los candidatos opositores, en especial Josefina debe tener cuidado especial para detectar el leifmotiv de esa iniciativa, y evitar sea capitalizada por la izquierda, especialista en manifestaciones, como acabamos de verlo el sábado y el domingo.

No desdeñar que a la marcha estudiantil del DF se colaron el SME de Martín Esparza y los macheteros de Atenco, expertos en agitar y apoderarse de movimientos populares.

 

A c e n t o

Manifestaciones Vs. Peña Nieto

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

La doble tenaza a que es sometido Peña Nieto con las manifestaciones estudiantiles y la exhibición de los lujos del líder petrolero Romero Deschamps pueden influir en el último tramo de la campaña presidencial.

Coinciden con el despegue de Vázquez Mota sobre López Obrador que la ubican claramente en ascenso y en el segundo lugar de las encuestas,  y truncan la maniobra priísta de presentarlos  empatados, a fin de hacerlos pelear para que le dejen vía libre a Enrique.

Las protestas estudiantiles contra Peña en el DF y 30 ciudades del interior pueden extenderse por los exhortos de Josefina y Andrés, porque medio mudo está cansado de la parcialidad de muchos medios informativos hacia el priísta, en especial la Tv.

El despilfarro de la hija de Romero Deschamps con cargo a Pemex -la empresa nacional por antonomasia- hace recordar a los de otros líderes charros priístas, a quienes Peña no se atreve a tocar, por ser sus sostenes pecuniarios y con el voto coportativo.

Muchos son candidatos a diputados y senadores, como el petrolero, que va por un escaño plurinominal.

Eso revivió el recuerdo del Pemexgate, cuando Romero Deschamps también entregó mil 500 millones de pesos para la campaña de Labastida Ochoa, a quien Vicente Fox derrotó y sacó al PRI de Los Pinos en 2000.

Romero Deschamps, Elba Esther Gordillo, Gamboa Pascoe, Víctor Flores, líderes petrolero, magisterial, cetemista, ferrocarrilero y Joel Ayala, de la FESTSE, son algunos de los protegidos por Peña Nieto, escandalosamente enriquecidos  a costillas de los obreros y los gobiernos.

Por eso no puede creérsele a Peña que quiera combatir la corrupción, y al preguntarle sobre si actuará contra Romero Deschamps, dijo que durará en el cargo hasta que los petroleros quieran.  

En 20 ciudades de provincia hubo marchas por el  favoritismo de los medios con Peña, y pueden extenderse. “Esto  es nada más el inicio”, dijo un orador

Mientras en Colima los priístas arremetieron con pancartas y golpes contra manifestantes, junto al sitio donde habría un acto de Peña, sin ponderar que así le echaban más leña a la hoguera.

Es que todo eso rompió la estrategia del PRI, de proteger a Peña por todos lados para ocultar sus fallas y defectos; por lo que sensibilizó a los medios y comunicadores para que no publiquen nada negativo contra él, sino todo lo presenten como positivo, a la vez que difundan rumores que desprestigien a los contrarios y los hostilicen con preguntas para inducirlos a equivocarse.

Prueba de ello fue el comentario difundido por una cadena de diarios sobre que las esposas de los banqueros reunidos en Acapulco, les causaron serios  problemas porque  aplaudieron, como a nadie, el discurso de Josefina  en la Convención Bancaria, dizque por haberlo dedicado a las mujeres.

Cuando en realidad el discurso tuvo un gran fondo económico-financiero, como era lo adecuado. 

Tanto temen a Josefina, que insisten en que declinará su candidatura y se aliará a otras fuerzas políticas; rumor que esparcen los partidarios del Peje, y muestra  que tampoco son dignos de confianza.

Enoja a Peña y López que ella avance y buscan meterle zancadilla como sea.

Por eso debe cuidarse que López  no capitalice las protestas estudiantiles. Ya enseñaron la oreja el SME de Martín Esparza y los de Atenco, a  quienes  el Peje dejó desfilar blandiendo sus machetes, cuando fue jefe de gobierno.

Recuérdese que si López  jura que jamás pactará con Elba Esther,  sí pactó con Martín Esparza y Napito Gómez Urrutia, líderes obreros delincuentes.

Ante todo eso, Josefina debe tratar de ganarse a los jóvenes, que le dan la espalada a Peña pero pueden inclinarse hacia Amlo. Son 14 millones de votantes, y 3.5  lo serán por vez primera.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: