Proyecto de conservación del pórtico de escuela de Ario de Rayón

Proyecto de conservación del pórtico de escuela de Ario de Rayón

Publicado el julio 14, 2012 por silviano  | Editar
i
Rate This

Quantcast

PROYECTO DE CONSERVACIÓN DEL PÓRTICO DE LA ESCUELA DE ARIO

Fue elaborado y presentado por el CES Primero de Mayo

El pasado 6 de este mes a las 8 de la noche fue presentado en la Casa Ejidal Lázaro Cárdenas de Ario de Rayón el proyecto de conservación de la fachada de la escuela primaria federal Narciso Mendoza de esa población.

Este proyecto fue realizado por los alumnos del 6º semestre de la licenciatura de arquitectura del Centro de Estudios Superiores (CES) Primero de Mayo en el marco de un convenio suscrito con la asociación  civil “Al Rescate del Patrimonio Histórico de Ario de Rayón”.

Este proyecto tiene como propósito rescatar del abandono y del deterioro una construcción a la que los habitantes de Ario de Rayón reconocen como un patrimonio histórico y arquitectónico.

La entrega del proyecto es un paso previo a la rehabilitación de ese edificio cuyo rescate se ha echado a cuestas la asociación civil “Al rescate del Patrimonio Histórico de Ario de Rayón”, organismo que preside el profesor Ismael Morales Cervantes y que tiene el apoyo de un amplio sector de la población, incluyendo sus autoridades civiles y ejidales.

Durante el evento de presentación del proyecto y ante la presencia de decenas de vecinos de esa población, el director de la licenciatura en arquitectura,  Arq. Sergio Pérez Sustaita, hizo una amplia introducción sobre la participación de la escuela de arquitectura en este proyecto, participación que se remonta a octubre del 2011.

Ismael Morales Cervantes, por su parte, se mostró complacido con la asistencia al evento de presentación y luego recordó que  en Ario “tenemos cosas que nos identifican y una de ellas es la escuela Narciso Mendoza que data de los años cuarentas”.

Señaló que así como hay cosas materiales que identifican a Ario, como sus calles y  su “Puente de Fierro” hay también tradiciones que deben conservarse o rescatarse como por ejemplo el “Toro de Harina”, el juego de pelota, la celebración antigua del Viernes de Dolores con su altar a la virgen en las parcelas donde se regalaba agua fresca que simbolizaba las lágrimas de la virgen.

Ante la amplia representación de vecinos formada por amas de casa, padres de familia, niños y jóvenes, la tesorera de la asociación civil, Amparo Solís, dio a conocer la historia de la escuela Narciso Mendoza y el valor incalculable que tiene para la comunidad por diversas razones.

Una de esa razones es por el contexto en el que dicha escuela de creó; otra, por la importancia que tiene para Ario quien la fundó y cómo la fundó; otra, por el valor arquitectónico de la construcción, y otra porque en esa escuela han aprendido sus primeras letras varias generaciones de habitantes de Ario.

Después se dio lectura a hechos históricos y anécdotas de Ario.

Angel Gutiérrez Equihua, coordinador del equipo de alumnos que hizo el proyecto, destacó el valor de la vinculación de la escuela con la comunidad pero también el compromiso de la comunidad de conservar su patrimonio y en este caso la conservación de un edificio que para la comunidad tiene gran relevancia.

Reconoció el trabajo de los alumnos que dedicaron a este proyecto prácticamente todo el semestre pero también reconoció el trabajo de la asociación civil que tiene más valor en un medio y en una región en la que falta interés por conservar el patrimonio arquitectónico, desinterés que ha llevado al deterioro y destrucción de haciendas, de casas y de otras construcciones valiosas.

Señaló que el trabajo realizado por los alumnos resulta relevante a nivel regional pero también el trabajo de la asociación empeñada en conservar un edificio que ha sido adoptado por la comunidad como su patrimonio y como parte de su historia.

Después siguió la exposición del proyecto. De acuerdo a la larga exposición se trata de un trabajo profesional, meticuloso, detallado, que profundizó en la historia del pueblo, en la historia del edificio, en las características del entorno.

Fue un trabajo que abarcó también los principios metodológicos utilizados hasta la propuesta de conservación que, en resumen, contempla conservar el estilo original pero también agregar nuevos elementos.

Pero también en el proyecto se plantea que los trabajos no solamente contemplen la mera conservación del edificio y que éste tenga valor sino que también tenga un uso.

Por ello plantean conservar la fachada y su entorno; es decir dos anexos de dos plantas que pueden tener un uso práctico como un área de control, sanitarios, biblioteca y una sala de exposiciones temporales en  los costados del pórtico. Se trata de conservar lo original y de integrar nuevos elementos.

Después de la presentación del proyecto la asociación civil entregó reconocimientos a los alumnos que hicieron el trabajo y la escuela de arquitectura, por medio de su director, entregaron el proyecto arquitectónico a la asociación civil.

Los alumnos de 6º semestre de arquitectura que desarrollaron el proyecto con la ayuda de los directivos de la carrera son: Rafael Contreras Aguilar, Alberto Iram Fernández Martínez,  José Antonio Rodríguez Meza, Gabriela Vargas Cruz y Diana Margarita Martínez Torres.

Las autoridades locales que estuvieron presentes son el jefe de tenencia de Ario, Ramón Hernández Ochoa, y los comisarios ejidales Juan Arellano Esqueda y Francisco Mendoza Murillo.

Entre los asistentes estuvo la Dra. Areli Sotelo, nieta del Profr. Salvador Sotelo; también algunos de los primeros alumnos que recibieron clases en la escuela Narciso Mendoza como Sara Hilario, Eliseo Alcalá, Francisco Rodríguez, Francisco Mendoza y Salvador Sosa.

Del Centro de Estudios Superiores Primero de Mayo estuvo el fundador de la Universidad, Pbro. Alfonso Sahagún de la Parra; la directora general, Ma. Eugenia González; el director de la licenciatura en Arquitectura Arq. Sergio Pérez Sustaita, y los arquitectos Jorge Alonso y Angel Gutiérrez.(ASR)

+++++

Arquitectura y urbanismo regionales

Proyecto de conservación de la escuela de Ario de Rayón

Algunos antecedentes a la entrega

Sergio Pérez Sustaita

ESCUELA DE ARQUITECTURA PRIMERO DE MAYO

El día 6 de julio pasado, la escuela de Arquitectura de este centro educativo entregó y presentó el proyecto de restauración y reciclaje de la antigua escuela “Narciso Mendoza” a la comunidad de Ario, cumpliendo así con un compromiso pactado en el mes de febrero pasado. Describo a continuación el texto sobre el que se dio lectura al iniciar con el acto protocolario de la entrega.

A principios del mes de octubre del 2011, recibí personalmente la invitación de Amparo Solís, nuestra querida amiga y receptora de los artículos que enviamos al semanario Guía, para conocer lo que había quedado de la antigua escuela “Narciso Mendoza” con el fin de que pudiera darle una opinión de carácter institucional sobre su estado físico-estructural y sobre la factibilidad de conservarlo.

Junto con esta invitación, ella me envío los antecedentes del caso; entre los cuales había fotos recientes y algunas otras antiguas, además de una parte del texto del libro que escribiera el profesor Salvador Sotelo Arévalo titulado “Historia de mi vida”. Ella me explicó que el autor del proyecto arquitectónico había sido el propio profesor Sotelo y sobre el desafortunado desenlace que había tenido el inmueble, el cual se había demolido casi en su totalidad quedando únicamente de pie la antigua dirección escolar con su pórtico de acceso. Lamentablemente, el foro con sus esculturas y pinturas había desaparecido, así como casi todas las aulas. La fotografía de la escultura del niño artillero que me envío, era lo único que quedaba como recuerdo de aquel símbolo que identificaba a la escuela.

Leí el libro antes de conocer el inmueble, lo que me permitió que pudiera no sólo comprender la inquietud que tiene esta comunidad por salvar lo que quedaba de la antigua escuela, sino que también logró que me identificara con un sentimiento de entrañable cariño que percibo sienten hacia la obra del profesor Sotelo. Hombre que demostró un gran amor por Ario, que amó intensamente su vocación y asumió un compromiso social de manera decidida.

Una vez que visité el edificio, éste no era tan desconocido para mí, porque ya había leído sobre él, sobre el esfuerzo y el entusiasmo con el que toda una comunidad y su profesor habían construido aquella escuela a finales de los años 40´s. Fue entonces, que pude apreciarlo y valorarlo no sólo por sus características arquitectónicas, sino también por su importancia histórica y su significado simbólico. Es así que esto lo hace ser parte del patrimonio edificado para Ario, porque es una edificación con un significado que va más allá del aspecto físico.

Por lo que representa para los habitantes de Ario, este edificio no puede medirse todo su valor desde la perspectiva académica, ni desde las leyes que nos rigen, ya que el valor más importante es el que le dan  los propios habitantes de esta población.

En esta visita que se llevó a cabo a mediados del mes de octubre del mismo año, nos dimos cita en el lugar dos de los profesores de la escuela de Arquitectura, uno de nuestros alumnos y yo para valorar los daños y deterioros del inmueble. Entonces, mis compañeros Ángel Gutiérrez y Jorge Osvaldo Alonso, quienes cuentan con formación académica  y experiencia en obra en materia de restauración, analizaron la condición arquitectónica y estructural, lo que ayudó posteriormente a establecer nuestra opinión institucional, sobre la posibilidad de conservar el edificio.

Ese mismo día de visita, Amparo nos llevó a conocer la casa que construyera y habitara en vida el profesor Sotelo, y nos presentó a algunos de los familiares del profesor, lo que incrementó nuestra apreciación por su obra y el gusto por tratar a tan amables personas.

El día 11 de noviembre del 2011, extendimos nuestra opinión técnica como institución, sobre la factibilidad de conservación del inmueble, la cual fue dirigida a los directores de la escuela tanto del turno matutino, como del vespertino de la escuela, en la que manifestamos que su conservación era importante porque:

1.- Pese al estado físico de deterioro del inmueble, era posible restaurarlo.

2.-Es un edificio que representa un momento histórico para la comunidad.

3.-Fue parte de un proyecto educativo que contribuyó a construir la actual sociedad de Ario.

4.- Y por los valores arquitectónico y artístico que tiene el inmueble,  por lo que actualmente forma una parte muy importante de la identidad de la población.

El 2 de febrero del presente año, la  recientemente fundada asociación civil “Al rescate del patrimonio histórico de Ario de Rayón Michoacán”, solicitó a la escuela un proyecto arquitectónico de conservación del inmueble, para ser desarrollado por nuestros alumnos.

Siendo el 8 de febrero siguiente, cuando firmamos el convenio de colaboración entre esta asociación y la escuela, como respuesta a su solicitud en donde con un carácter formal se confirmó la participación de la escuela de Arquitectura para ofrecer un propuesta de restauración y nuevo uso de los restos del edificio escolar a la comunidad de Ario.

El día de hoy, 6 de julio del 2012, hemos llegado a la conclusión de la participación de la escuela de Arquitectura, ya que se presentará a la comunidad de Ario el proyecto terminado, en un acto sin precedentes a nivel regional en que la comunidad hizo la valoración y apropiación de un inmueble importante de su historia y la academia el proyecto técnico, ambos se unieron para lograr el objetivo final que es el de conservarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: