Inicio del ministerio petrino de Francisco, obispo de Roma y Papa. Homilía


SANTA MISA
IMPOSICIÓN DEL PALIO
Y ENTREGA DEL ANILLO DEL PESCADOR
EN EL SOLEMNE INICIO DEL MINISTERIO PETRINO
DEL OBISPO DE ROMA

HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO

Plaza de San Pedro
Martes 19 de marzo de 2013
Solemnidad de San José


Galería fotográfica

Queridos hermanos y hermanas

Doy gracias al Señor por poder celebrar esta Santa Misa de comienzo del ministerio petrino en la solemnidad de san José, esposo de la Virgen María y patrono de la Iglesia universal: es una coincidencia muy rica de significado, y es también el onomástico de mi venerado Predecesor: le estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud.

Saludo con afecto a los hermanos Cardenales y Obispos, a los presbíteros, diáconos, religiosos y religiosas y a todos los fieles laicos. Agradezco por su presencia a los representantes de las otras Iglesias y Comunidades eclesiales, así como a los representantes de la comunidad judía y otras comunidades religiosas. Dirijo un cordial saludo a los Jefes de Estado y de Gobierno, a las delegaciones oficiales de tantos países del mundo y al Cuerpo Diplomático.

Hemos escuchado en el Evangelio que «José hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer» (Mt 1,24). En estas palabras se encierra ya la la misión que Dios confía a José, la de ser custos, custodio. Custodio ¿de quién? De María y Jesús; pero es una custodia que se alarga luego a la Iglesia, como ha señalado el beato Juan Pablo II: «Al igual que cuidó amorosamente a María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesucristo, también custodia y protege su cuerpo místico, la Iglesia, de la que la Virgen Santa es figura y modelo» (Exhort. ap. Redemptoris Custos, 1).

¿Cómo ejerce José esta custodia? Con discreción, con humildad, en silencio, pero con una presencia constante y una fidelidad y total, aun cuando no comprende. Desde su matrimonio con María hasta el episodio de Jesús en el Templo de Jerusalén a los doce años, acompaña en todo momento con esmero y amor. Está junto a María, su esposa, tanto en los momentos serenos de la vida como los difíciles, en el viaje a Belén para el censo y en las horas temblorosas y gozosas del parto; en el momento dramático de la huida a Egipto y en la afanosa búsqueda de su hijo en el Templo; y después en la vida cotidiana en la casa de Nazaret, en el taller donde enseñó el oficio a Jesús

¿Cómo vive José su vocación como custodio de María, de Jesús, de la Iglesia? Con la atención constante a Dios, abierto a sus signos, disponible a su proyecto, y no tanto al propio;  y eso es lo que Dios le pidió a David, como hemos escuchado en la primera Lectura: Dios no quiere una casa construida por el hombre, sino la fidelidad a su palabra, a su designio; y es Dios mismo quien construye la casa, pero de piedras vivas marcadas por su Espíritu. Y José es «custodio» porque sabe escuchar a Dios, se deja guiar por su voluntad, y precisamente por eso es más sensible aún a las personas que se le han confiado, sabe cómo leer con realismo los acontecimientos, está atento a lo que le rodea, y sabe tomar las decisiones más sensatas. En él, queridos amigos, vemos cómo se responde a la llamada de Dios, con disponibilidad, con prontitud; pero vemos también cuál es el centro de la vocación cristiana: Cristo. Guardemos a Cristo en nuestra vida, para guardar a los demás, salvaguardar la creación.

Pero la vocación de custodiar no sólo nos atañe a nosotros, los cristianos, sino que tiene una dimensión que antecede y que es simplemente humana, corresponde a todos. Es custodiar toda la creación, la belleza de la creación, como se nos dice en el libro del Génesis y como nos muestra san Francisco de Asís: es tener respeto por todas las criaturas de Dios y por el entorno en el que vivimos. Es custodiar a la gente, el preocuparse por todos, por cada uno, con amor, especialmente por los niños, los ancianos, quienes son más frágiles y que a menudo se quedan en la periferia de nuestro corazón. Es preocuparse uno del otro en la familia: los cónyuges se guardan recíprocamente y luego, como padres, cuidan de los hijos, y con el tiempo, también los hijos se convertirán en cuidadores de sus padres. Es vivir con sinceridad las amistades, que son un recíproco protegerse en la confianza, en el respeto y en el bien. En el fondo, todo está confiado a la custodia del hombre, y es una responsabilidad que nos afecta a todos. Sed custodios de los dones de Dios.

Y cuando el hombre falla en esta responsabilidad, cuando no nos preocupamos por la creación y por los hermanos, entonces gana terreno la destrucción y el corazón se queda árido. Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen «Herodes» que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer.

Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos «custodios» de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro. Pero, para «custodiar», también tenemos que cuidar de nosotros mismos. Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura.

Y aquí añado entonces una ulterior anotación: el preocuparse, el custodiar, requiere bondad, pide ser vivido con ternura. En los Evangelios, san José aparece como un hombre fuerte y valiente, trabajador, pero en su alma se percibe una gran ternura, que no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario: denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de verdadera apertura al otro, de amor. No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura.

Hoy, junto a la fiesta de San José, celebramos el inicio del ministerio del nuevo Obispo de Roma, Sucesor de Pedro, que comporta también un poder. Ciertamente, Jesucristo ha dado un poder a Pedro, pero ¿de qué poder se trata? A las tres preguntas de Jesús a Pedro sobre el amor, sigue la triple invitación: Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas. Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercer el poder, debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz; debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe, de san José y, como él, abrir los brazos para custodiar a todo el Pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente los más pobres, los más débiles, los más pequeños; eso que Mateo describe en el juicio final sobre la caridad: al hambriento, al sediento, al forastero, al desnudo, al enfermo, al encarcelado (cf. Mt 25,31-46). Sólo el que sirve con amor sabe custodiar.

En la segunda Lectura, san Pablo habla de Abraham, que «apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza» (Rm 4,18). Apoyado en la esperanza, contra toda esperanza. También hoy, ante tantos cúmulos de cielo gris, hemos de ver la luz de la esperanza y dar nosotros mismos esperanza. Custodiar la creación, cada hombre y cada mujer, con una mirada de ternura y de amor; es abrir un resquicio de luz en medio de tantas nubes; es llevar el calor de la esperanza. Y, para el creyente, para nosotros los cristianos, como Abraham, como san José, la esperanza que llevamos tiene el horizonte de Dios, que se nos ha abierto en Cristo, está fundada sobre la roca que es Dios.

Custodiar a Jesús con María, custodiar toda la creación, custodiar a todos, especialmente a los más pobres, custodiarnos a nosotros mismos; he aquí un servicio que el Obispo de Roma está llamado a desempeñar, pero al que todos estamos llamados, para hacer brillar la estrella de la esperanza: protejamos con amor lo que Dios nos ha dado.

Imploro la intercesión de la Virgen María, de san José, de los Apóstoles san Pedro y san Pablo, de san Francisco, para que el Espíritu Santo acompañe mi ministerio, y a todos vosotros os digo: Orad por mí. Amen.

© Copyright 2013 – Libreria Editrice Vaticana

El Papa Benedicto XVI. abdica. Texto de su renuncia


papabenedicto_560x280

(Tomado del Sitio web de la Santa Sede, http://www.vatican.va)

  Nel corso del Concistoro Ordinario Pubblico per la Canonizzazione di alcuni Beati, tenuto alle ore 11 di questa mattina, nella Sala del Concistoro del Palazzo Apostolico Vaticano, durante la celebrazione dell’Ora Sesta, il Santo Padre Benedetto XVI ha fatto ai cardinali presenti il seguente annuncio:

  DECLARATIO DEL SANTO PADRE

Fratres carissimi

Non solum propter tres canonizationes ad hoc Consistorium vos convocavi, sed etiam ut vobis decisionem magni momenti pro Ecclesiae vita communicem. Conscientia mea iterum atque iterum coram Deo explorata ad cognitionem certam perveni vires meas ingravescente aetate non iam aptas esse ad munus Petrinum aeque administrandum.

Bene conscius sum hoc munus secundum suam essentiam spiritualem non solum agendo et loquendo exsequi debere, sed non minus patiendo et orando. Attamen in mundo nostri temporis rapidis mutationibus subiecto et quaestionibus magni ponderis pro vita fidei perturbato ad navem Sancti Petri gubernandam et ad annuntiandum Evangelium etiam vigor quidam corporis et animae necessarius est, qui ultimis mensibus in me modo tali minuitur, ut incapacitatem meam ad ministerium mihi commissum bene administrandum agnoscere debeam. Quapropter bene conscius ponderis huius actus plena libertate declaro me ministerio Episcopi Romae, Successoris Sancti Petri, mihi per manus Cardinalium die 19 aprilis MMV commissum renuntiare ita ut a die 28 februarii MMXIII, hora 20, sedes Romae, sedes Sancti Petri vacet et Conclave ad eligendum novum Summum Pontificem ab his quibus competit convocandum esse.

Fratres carissimi, ex toto corde gratias ago vobis pro omni amore et labore, quo mecum pondus ministerii mei portastis et veniam peto pro omnibus defectibus meis. Nunc autem Sanctam Dei Ecclesiam curae Summi eius Pastoris, Domini nostri Iesu Christi confidimus sanctamque eius Matrem Mariam imploramus, ut patribus Cardinalibus in eligendo novo Summo Pontifice materna sua bonitate assistat. Quod ad me attinet etiam in futuro vita orationi dedicata Sanctae Ecclesiae Dei toto ex corde servire velim.

Ex Aedibus Vaticanis, die 10 mensis februarii MMXIII

BENEDICTUS PP XVI

[00244-07.01] [Testo originale: Latino]

++++++++++

  TRADUZIONE IN LINGUA SPAGNOLA

Queridísimos hermanos,

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia. Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado. Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.

Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Vaticano, 10 de febrero 2013.

BENEDICTUS PP  XVI

[00244-04.01] [Texto original: Latino]

+++++++++

  TRADUZIONE IN LINGUA ITALIANA

Carissimi Fratelli,

vi ho convocati a questo Concistoro non solo per le tre canonizzazioni, ma anche per comunicarvi una decisione di grande importanza per la vita della Chiesa. Dopo aver ripetutamente esaminato la mia coscienza davanti a Dio, sono pervenuto alla certezza che le mie forze, per l’età avanzata, non sono più adatte per esercitare in modo adeguato il ministero petrino. Sono ben consapevole che questo ministero, per la sua essenza spirituale, deve essere compiuto non solo con le opere e con le parole, ma non meno soffrendo e pregando. Tuttavia, nel mondo di oggi, soggetto a rapidi mutamenti e agitato da questioni di grande rilevanza per la vita della fede, per governare la barca di san Pietro e annunciare il Vangelo, è necessario anche il vigore sia del corpo, sia dell’animo, vigore che, negli ultimi mesi, in me è diminuito in modo tale da dover riconoscere la mia incapacità di amministrare bene il ministero a me affidato. Per questo, ben consapevole della gravità di questo atto, con piena libertà, dichiaro di rinunciare al ministero di Vescovo di Roma, Successore di San Pietro, a me affidato per mano dei Cardinali il 19 aprile 2005, in modo che, dal 28 febbraio 2013, alle ore 20,00, la sede di Roma, la sede di San Pietro, sarà vacante e dovrà essere convocato, da coloro a cui compete, il Conclave per l’elezione del nuovo Sommo Pontefice.

Carissimi Fratelli, vi ringrazio di vero cuore per tutto l’amore e il lavoro con cui avete portato con me il peso del mio ministero, e chiedo perdono per tutti i miei difetti. Ora, affidiamo la Santa Chiesa alla cura del suo Sommo Pastore, Nostro Signore Gesù Cristo, e imploriamo la sua santa Madre Maria, affinché assista con la sua bontà materna i Padri Cardinali nell’eleggere il nuovo Sommo Pontefice. Per quanto mi riguarda, anche in futuro, vorrò servire di tutto cuore, con una vita dedicata alla preghiera, la Santa Chiesa di Dio.

Dal Vaticano, 10 febbraio 2013

BENEDICTUS PP XVI

[00244-01.01] [Testo originale: Latino]

+++++++++

  TRADUZIONE IN LINGUA FRANCESE

Frères très chers,

Je vous ai convoqués à ce Consistoire non seulement pour les trois canonisations, mais également pour vous communiquer une décision de grande importance pour la vie de l’Eglise. Après avoir examiné ma conscience devant Dieu, à diverses reprises, je suis parvenu à la certitude que mes forces, en raison de l’avancement de mon âge, ne sont plus aptes à exercer adéquatement le ministère pétrinien. Je suis bien conscient que ce ministère, de par son essence spirituelle, doit être accompli non seulement par les œuvres et par la parole, mais aussi, et pas moins, par la souffrance et par la prière. Cependant, dans le monde d’aujourd’hui, sujet à de rapides changements et agité par des questions de grande importance pour la vie de la foi, pour gouverner la barque de saint Pierre et annoncer l’Evangile, la vigueur du corps et de l’esprit est aussi nécessaire, vigueur qui, ces derniers mois, s’est amoindrie en moi d’une telle manière que je dois reconnaître mon incapacité à bien administrer le ministère qui m’a été confié. C’est pourquoi, bien conscient de la gravité de cet acte, en pleine liberté, je déclare renoncer au ministère d’Evêque de Rome, Successeur de saint Pierre, qui m’a été confié par les mains des cardinaux le 19 avril 2005, de telle sorte que, à partir du 28 février 2013 à vingt heures, le Siège de Rome, le Siège de saint Pierre, sera vacant et le conclave pour l’élection du nouveau Souverain Pontife devra être convoqué par ceux à qui il appartient de le faire.

Frères très chers, du fond du cœur je vous remercie pour tout l’amour et le travail avec lequel vous avez porté avec moi le poids de mon ministère et je demande pardon pour tous mes défauts. Maintenant, confions la Sainte Eglise de Dieu au soin de son Souverain Pasteur, Notre Seigneur Jésus-Christ, et implorons sa sainte Mère, Marie, afin qu’elle assiste de sa bonté maternelle les Pères Cardinaux dans l’élection du Souverain Pontife. Quant à moi, puissé-je servir de tout cœur, aussi dans l’avenir, la Sainte Eglise de Dieu par une vie consacrée à la prière.

Du Vatican, 10 février 2013

BENEDICTUS PP XVI

[00244-03.01] [Texte original: Latin]

++++++++

  TRADUZIONE IN LINGUA INGLESE

Dear Brothers,

I have convoked you to this Consistory, not only for the three canonizations, but also to communicate to you a decision of great importance for the life of the Church. After having repeatedly examined my conscience before God, I have come to the certainty that my strengths, due to an advanced age, are no longer suited to an adequate exercise of the Petrine ministry. I am well aware that this ministry, due to its essential spiritual nature, must be carried out not only with words and deeds, but no less with prayer and suffering. However, in today’s world, subject to so many rapid changes and shaken by questions of deep relevance for the life of faith, in order to govern the barque of Saint Peter and proclaim the Gospel, both strength of mind and body are necessary, strength which in the last few months, has deteriorated in me to the extent that I have had to recognize my incapacity to adequately fulfill the ministry entrusted to me. For this reason, and well aware of the seriousness of this act, with full freedom I declare that I renounce the ministry of Bishop of Rome, Successor of Saint Peter, entrusted to me by the Cardinals on 19 April 2005, in such a way, that as from 28 February 2013, at 20:00 hours, the See of Rome, the See of Saint Peter, will be vacant and a Conclave to elect the new Supreme Pontiff will have to be convoked by those whose competence it is.

Dear Brothers, I thank you most sincerely for all the love and work with which you have supported me in my ministry and I ask pardon for all my defects. And now, let us entrust the Holy Church to the care of Our Supreme Pastor, Our Lord Jesus Christ, and implore his holy Mother Mary, so that she may assist the Cardinal Fathers with her maternal solicitude, in electing a new Supreme Pontiff. With regard to myself, I wish to also devotedly serve the Holy Church of God in the future through a life dedicated to prayer.

From the Vatican, 10 February 2013

BENEDICTUS PP XVI

[00244-02.01] [Original text: Latin]

++++++++

  TRADUZIONE IN LINGUA TEDESCA

Liebe Mitbrüder!

Ich habe euch zu diesem Konsistorium nicht nur wegen drei Heiligsprechungen zusammengerufen, sondern auch um euch eine Entscheidung von großer Wichtigkeit für das Leben der Kirche mitzuteilen. Nachdem ich wiederholt mein Gewissen vor Gott geprüft habe, bin ich zur Gewißheit gelangt, daß meine Kräfte infolge des vorgerückten Alters nicht mehr geeignet sind, um in angemessener Weise den Petrusdienst auszuüben. Ich bin mir sehr bewußt, daß dieser Dienst wegen seines geistlichen Wesens nicht nur durch Taten und Worte ausgeübt werden darf, sondern nicht weniger durch Leiden und durch Gebet. Aber die Welt, die sich so schnell verändert, wird heute durch Fragen, die für das Leben des Glaubens von großer Bedeutung sind, hin- und hergeworfen. Um trotzdem das Schifflein Petri zu steuern und das Evangelium zu verkünden, ist sowohl die Kraft des Köpers als auch die Kraft des Geistes notwendig, eine Kraft, die in den vergangenen Monaten in mir derart abgenommen hat, daß ich mein Unvermögen erkennen muß, den mir anvertrauten Dienst weiter gut auszuführen. Im Bewußtsein des Ernstes dieses Aktes erkläre ich daher mit voller Freiheit, auf das Amt des Bischofs von Rom, des Nachfolgers Petri, das mir durch die Hand der Kardinäle am 19. April 2005 anvertraut wurde, zu verzichten, so daß ab dem 28. Februar 2013, um 20.00 Uhr, der Bischofssitz von Rom, der Stuhl des heiligen Petrus, vakant sein wird und von denen, in deren Zuständigkeit es fällt, das Konklave zur Wahl des neuen Papstes zusammengerufen werden muß.

Liebe Mitbrüder, ich danke euch von ganzem Herzen für alle Liebe und Arbeit, womit ihr mit mir die Last meines Amtes getragen habt, und ich bitte euch um Verzeihung für alle meine Fehler. Nun wollen wir die Heilige Kirche der Sorge des höchsten Hirten, unseres Herrn Jesus Christus, anempfehlen. Und bitten wir seine heilige Mutter Maria, damit sie den Kardinälen bei der Wahl des neuen Papstes mit ihrer mütterlichen Güte beistehe. Was mich selbst betrifft, so möchte ich auch in Zukunft der Heiligen Kirche Gottes mit ganzem Herzen durch ein Leben im Gebet dienen.

Aus dem Vatikan, 10. Februar 2013

BENEDICTUS PP  XVI

[00244-05.01] [Originalsprache: Latein]

  TRADUZIONE IN LINGUA PORTOGHESE

Caríssimos Irmãos,

convoquei-vos para este Consistório não só por causa das três canonizações, mas também para vos comunicar uma decisão de grande importância para a vida da Igreja. Depois de ter examinado repetidamente a minha consciência diante de Deus, cheguei à certeza de que as minhas forças, devido à idade avançada, já não são idóneas para exercer adequadamente o ministério petrino. Estou bem consciente de que este ministério, pela sua essência espiritual, deve ser cumprido não só com as obras e com as palavras, mas também e igualmente sofrendo e rezando. Todavia, no mundo de hoje, sujeito a rápidas mudanças e agitado por questões de grande relevância para a vida da fé, para governar a barca de São Pedro e anunciar o Evangelho, é necessário também o vigor quer do corpo quer do espírito; vigor este, que, nos últimos meses, foi diminuindo de tal modo em mim que tenho de reconhecer a minha incapacidade para administrar bem o ministério que me foi confiado. Por isso, bem consciente da gravidade deste acto, com plena liberdade, declaro que renuncio ao ministério de Bispo de Roma, Sucessor de São Pedro, que me foi confiado pela mão dos Cardeais em 19 de Abril de 2005, pelo que, a partir de 28 de Fevereiro de 2013, às 20,00 horas, a sede de Roma, a sede de São Pedro, ficará vacante e deverá ser convocado, por aqueles a quem tal compete, o Conclave para a eleição do novo Sumo Pontífice.

Caríssimos Irmãos, verdadeiramente de coração vos agradeço por todo o amor e a fadiga com que carregastes comigo o peso do meu ministério, e peço perdão por todos os meus defeitos. Agora confiemos a Santa Igreja à solicitude do seu Pastor Supremo, Nosso Senhor Jesus Cristo, e peçamos a Maria, sua Mãe Santíssima, que assista, com a sua bondade materna, os Padres Cardeais na eleição do novo Sumo Pontífice. Pelo que me diz respeito, nomeadamente no futuro, quero servir de todo o coração, com uma vida consagrada à oração, a Santa Igreja de Deus.

Vaticano, 10 de Fevereiro de 2013.

He dejado de temer a mis temores. P. Emilio González Magaña


(Tomado de GUIA, www.semanarioguia.com.mx )

He dejado de temer  a mis temores

Una de las expresiones más comunes que escucho en el ámbito de la formación al sacerdocio es “tengo miedo”, “mis temores son más grandes que mis deseos de superarlos” o muchas otras semejantes. Podríamos suponer que estos miedos son privativos de los jóvenes que están en búsqueda de su vocación pero no es verdad pues, desafortunadamente, se presenta en muchos adultos que, supuestamente, hemos elegido un determinado estado de vida. En estos días, una amiga mía me invitó a reflexionar sobre el tema de los “temores” con un escrito de Ernest Hemingway, uno de los grandes autores estadounidenses del siglo XX, galardonado con el Premio Nobel de literatura en 1954 y cuyas ansias de aventura y acción le llevaron a desarrollar su pasión por escribir y su deseo por vivir intensamente. Me uno a él para expresar con firmeza: “Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo”. Basta de soledades acompañadas que sólo dejan miedos que paralizan, que impiden enfrentar las heridas y asumir con paz la realidad presente.

“Temía fracasar, hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento”. Nuestros enemigos permanentes nos obligan a habituarnos a vivir desde la rutina y, una vez que canonizamos nuestra mediocridad, obviamente nos da miedo lanzarnos a vivir apasionadamente. “Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que me di cuenta que de todos modos opinan”. Y lo que es peor, nos critican desde una envidia irracional por lo que hacemos o por el modo como hacemos las cosas y no soportan vernos felices y en paz. La mayoría de las veces ni siquiera están bien informados de nuestras actividades pero les urge destruirnos y hablar mal de nosotros porque así se sienten menos insignificantes. “Temía me rechazaran, hasta que entendí que debía tener fe en mí mismo”. Es sumamente común encontrar a muchos que desde el servilismo y la adulación hacen cosas absurdas con tal de ser aceptados y quedar bien con los demás, especialmente con quienes tienen el poder.

“Temía al dolor, hasta que aprendí que éste es necesario para crecer”. Nos olvidamos que la cruz es imprescindible para vivir de lleno el gozo de la resurrección; que nuestras crisis son positivas cuando las enfrentamos con ánimo de superarlas y crecer, sin quedarnos estancados. “Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras”. ¡Cuánto daño hace la mentira! Pero tristemente no admitimos que, al integrarla a nuestra forma de vida, tarde o temprano, nos destruirá. “Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, sino más bien el comienzo”. Sin embargo, para creerlo verdaderamente, debemos aceptar el riesgo de creer con la cabeza y el corazón que el Señor Jesús ha vencido a la muerte y que nos permitirá encontrarnos un día con quienes ya se han ido. “Temía al odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que ignorancia”. Pobres de aquellos que creen que odiándonos podrán destruirnos porque son ellos quienes vivirán frustrados, angustiados y desesperados porque jamás llegarán a comprender el significado del amor.

“Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mí mismo”. Y cuando, finalmente, lo logramos qué felicidad experimentamos cuando asumimos que ni somos perfectos y que reírnos de nosotros mismos nos hace más humanos y más comprensivos con los demás. “Temía hacerme viejo, hasta que comprendí que ganaba sabiduría día tras día”. Y damos gracias a Dios por cada día vivido, por cada minuto en el que podemos sentir que tiene sentido nuestra vida, a pesar del cansancio, de la vejez y la enfermedad. “Temía al pasado, hasta que comprendí que es sólo mi proyección mental y ya no puede herirme más”. Y ya no me hiere  porque me decidí a romper las cadenas a las que me había acostumbrado y que ya ni cuenta me daba que me impedían ser libre. “Temía a la oscuridad, hasta que vi la belleza de la luz de una estrella” y la sonrisa de un niño y el amor de una madre y el perdón y la amistad de quien me acepta como soy. “Temía al cambio, hasta que vi que aun la mariposa más hermosa necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar” y porque sé que no sería feliz como era hace algunos años por tanto que Dios me ha dado.

Por todo esto,  “hagamos que nuestra vida cada día tenga más vida y si nos sentimos desfallecer no olvidemos que al final siempre hay algo más. Hay que vivir ligero porque el tiempo de morir está fijado”.

Navidad: Actualidad del PUER AETERNUS, el ETERNO NIÑO. Leonardo Boff


Texto de Leonardo para este domingo 23.
Em português, conferir 


Navidad: Actualidad del PUER AETERNUS, 

el ETERNO NIÑO 

2012-12-23

 La Navidad es siempre oportunidad de volver al cristianismo  originario. En primer lugar, existe el mensaje de Jesús: la experiencia  de Dios como Padre con características de madre, el amor incondicional,  la misericordia y la entrega radical a un sueño: el del Reino de Dios.  En segundo lugar, existe el movimiento de Jesús: de aquellos que, sin  adherirse a alguna confesión o dogma, se dejan fascinar por su saga  generosa y radicalmente humana y lo tienen como una referencia de valor. En tercer lugar, están las teologías sobre Jesús, contenidas ya en los  evangelios, escritos 40-50 años después de su ejecución en la cruz. Las  comunidades subyacentes a cada uno de los evangelios elaboraron sus  interpretaciones sobre la vida de Jesús, su práctica, su conflicto con  las autoridades, su experiencia de Dios y sobre el significado de su  muerte y resurrección. Sin embargo, cubren su figura con tantas  doctrinas que resulta difícil saber quién fue realmente el Jesús  histórico que vivió entre nosotros. Por último, existen las Iglesias que intentan llevar adelante el legado de Jesús, una de ellas, la católica, que reivindica ser la única verdadera guardiana de su mensaje y la  intérprete exclusiva de su significado. Tal pretensión hace  prácticamente imposible el diálogo ecuménico y la unidad de las Iglesias a no ser mediante la conversión.

Hoy tendemos a decir que ninguna Iglesia puede apropiarse de Jesús. Él  pertenece a la humanidad y representa un don que Dios ofreció a todos,  de todos los rincones de la Tierra.

Tomando como referencia a la Iglesia Católica, notamos que, en su  milenaria historia, dos tendencias, entre otras menores, alcanzaron gran desarrollo. La primera se funda mucho en la culpa, en el pecado y en la penitencia. Sobre tales realidades planea el espectro del infierno, del purgatorio y del miedo.

Efectivamente, podemos decir, que el miedo fue uno de los factores  fundamentales en la penetración del cristianismo, como lo mostró J.  Delumeau en su clásico El miedo en Occidente (1989). El método en tiempo de Carlomagno era: conviértete o serás por el filo de la espada. Leyendo los primeros catecismos hechos en América Latina como el  primero de Fray Pedro de Córdoba Doctrina Cristiana (1510 y  1544), se ve claramente esta tendencia. Comienza con la descripción  idílica del cielo y después la terrorífica del infierno «donde están  todos vuestros antepasados, padres, madres, abuelos y parientes… y  adonde iréis todos vosotros si no os convertís». Hoy día todavía hay  sectores de la Iglesia que manejan estas categorías del miedo y del  infierno.

Otra tendencia, más contemporánea, y pienso que más próxima a Jesús,  pone el énfasis en la compasión y en el amor, en la justicia original y  en el fin bueno de la creación. Entiende que la historia de la salvación se da dentro de la historia humana y no como una alternativa a ella. De ahí surge un perfil de cristianismo más jovial, en diálogo con las  culturas y con los valores modernos.

La fiesta de Navidad se liga a esta última tendencia del cristianismo.  Lo que se celebra es un Dios-niño, que está llorando entre la vaca y el  buey, y que no mete miedo ni juzga a nadie. Es bueno que los cristianos  vuelvan a esta figura. Arquetípicamente representa al puer aeternus : el eterno niño que, en el fondo, nunca dejamos de ser.

Una de las mejores discípulas de C. G. Jung, Marie-Louise von Franz, analizó en detalle este arquetipo en su libro Puer Aeternus (Paulinas 1992). Posee cierta ambigüedad. Si ponemos el niño detrás de  nosotros, desencadena energías regresivas de nostalgia de un mundo que  ya pasó y que no fue totalmente superado e integrado. Continuamos siendo infantiles.

Pero si colocamos el niño eterno delante de nosotros entonces suscita en nosotros renovación de vida, inocencia, nuevas posibilidades de acción  que corren en dirección al futuro.

Estos son, pues, los sentimientos que queremos alimentar en esta Navidad en medio de una situación sombría para la Tierra y para la humanidad.  Sentimientos de que todavía tenemos futuro y de que podemos salvarnos  porque la Estrella es magnánima y el puer es eterno y porque él  se encarnó en este mundo y no permitirá que se hunda totalmente. En él  se manifestó la humanidad y la jovialidad del Dios de todos los pueblos. Todo lo demás es vanidad.

ANUNCIACIÓN. Comunicación Altruista.Boletín, 24-X-012


Altruismo y sociedad Civil

   
Boletín Informativo No. 24. Octubre 2012

Habrá diez comedores en cinco años
Al paso que vamos, pronto habrá casas para todo México.

El Hospital Escandón se pone a la vanguardia.

La Radio Altruista vincula a todo el país.
Sigue la programación de Anunciacion TV
en vivo cada miércoles.

Reintegra recibió un donativo de casi medio millón de pesos.

Entérate de que va “Me quedo en pijama” y lleva al teatro a las personas que amas con todo el corazón.

Llevan a cabo Foro Nacional de Salud Mental.
Copyright © 2012 Fundación para la promoción del Altruísmo IAP, All rights reserved. Recibes esta información porque deseamos compartirte todo lo referente a las actividades altruístas de la sociedad civil organizada en México. Si deseas dejar de recibir nuestros correos, te pedimos que te des suscribas de nuestra base de datos. Our mailing address is:

Fundación para la promoción del Altruísmo IAP

Campos Eliseos 39. Polanco

Mexico City, Mexico DF11560

Mexico

Carta pastoral de los obispos chilenos, 2012


doc_pdf CARTA OBISPOS CHILENOS 2012

CARTA DE LA TIERRA. Boletín, Agosto-Septiembre 2012


August/September 2012 Para  español haga clic aquí.

Dear Friend:

After a month off, we return with great Earth Charter stories about education, inspiring creativity, and more…

CONTENT

  • A new EC-inspired book: “Towards a planetary Education. For a sustainable Future”
  • International Conference on Biodiversity Conservation and Education for Sustainable Development
  • 3rd National Meeting of Universities with the Earth Charter: Sustainability that Illuminates Humanity. From 11 to 13 October 2012
  • Tbilisi+35 Environmental Education conference declaration highlights the Earth Charter
  • Earth Charter Brochure Design Contest Winners announced!
  • Odyssey 2050, a climate change and environmental education film premieres in Costa Rica at the Franklin Chang Institute
  • Earth – Our Home Exhibition in Jyväskylä, Finland
  • EC Workshops to be held in London between October and December, 2012
  • “Wings for Earth Charter” in Amsterdam
  • The UPEACE Center The Hague is the newest ECI Affiliate
A new EC-inspired book: “Towards a planetary Education. For a sustainable Future”Fondazione Cogeme has recently completed a book titled “Towards a planetary Education. For a sustainable Future.”READ MORE
International Conference on Biodiversity Conservation and Education for Sustainable DevelopmentOrganized by CEE Inidia, it will be held during COP 11 in Hyderabad, India on 13-14 October 2012.READ MORE
3rd National Meeting of Universities with the Earth Charter: Sustainability that Illuminates Humanity. From 11 to 13 October 2012Mexican partners from government, higher education, and civil society collaborate on Earth Charter national conference.READ MORE
Tbilisi+35 Environmental Education conference declaration highlights the Earth Charter98 countries and more than 300 hundred delegates met in Tbilisi, Georgia  35 years after the landmark conference on Environmental Education to  continue ongoing discussions.READ MORE
Earth Charter Brochure Design Contest Winners announced!The winners of the Earth Charter 2012 Brochure and Poster Design Contest are finally announced!READ MORE
Odyssey 2050, a climate change and environmental education film premieres in Costa Rica at the Franklin Chang InstituteThis educational film was made with Earth Charter International support and premiered to an audience of more than 250 people.READ MORE
Earth – Our Home Exhibition in Jyväskylä, FinlandAn Earth Charter-based exhibition was organized in Jyväskylä between July 16th and August 14th.READ MORE
EC Workshops to be held in London between October and December, 2012 Earth Charter UK is organizing a series of workshops in London to further explore uses of the Charter.READ MORE
“Wings for Earth Charter” in AmsterdamSeptember 13, 2012 will be the date for the celebration of “Wings for Earth Charter”at the Royal Tropical Theater Amsterdam, The NetherlandsREAD MORE
The UPEACE Center The Hague is the newest ECI AffiliateThe UPEACE Center The Hague is embracing the Earth Charter and has become an ECI Affiliate.READ MORE

 

Earth Charter  International Secretariat                                 And Earth Charter   Center of Education for  Sustainable Development                                 Email: info@earthcharter.org /            www.earthcharter.org  /             www.cartadelatierra.org /             www.chartedelaterre.org
Visit us on facebook

The Earth Charter Initiative and Earth Charter Dove Design are the trademarks of Earth Charter Associates, Ltd.                                 and are the subject of  Costa Rican Registration Nos. 181895, 181896, 181897 and 181958.                                 These trademarks of Earth Charter Associates, Ltd. have also been registered in many countries throughout the world